Buscar
05:00h. domingo, 23 de enero de 2022

El genuflexo Clavijo sigue adelante con la biomasa en Granadilla, porque "nadie ha pedido informe de Sanidad" - por Chema Tante

Como ya he dicho repetidamente, aunque el genuflexo Clavijo dice haber detenido la planta de biomasa en el Puerto de la Luz, la de Granadilla sigue adelante. La de Gran Canaria se detuvo, porque no uno, sino dos, informes de Sanidad certificaron los tremendos riesgos que comportaba para la población de LPGC la incineración de residuos orgánicos. Lo cual, por cierto, no es sino uno de los muchos inconvenientes de esa contaminante fuente de energía. Sin embargo, el genuflexo Clavijo no ha dicho nada sobre el proyecto igualmente contaminante y perjudicial para la salud, de la planta de Biomasa proyectada para Granadilla. Y, por declaraciones del director general de Salud Pública, Ricardo Redondas, que recoge Txema Santana en la SER, "no hay informe para la planta de Granadilla, porque nadioe lo ha pedido". Fastuoso. 

El genuflexo Clavijo sigue adelante con la biomasa en Granadilla, porque "nadie ha pedido informe de Sanidad" - por Chema Tante

Como ya he dicho repetidamente, aunque el genuflexo Clavijo dice haber detenido la planta de biomasa en el Puerto de la Luz, la de Granadilla sigue adelante. La de Gran Canaria se detuvo, porque no uno, sino dos, informes de Sanidad certificaron los tremendos riesgos que comportaba para la población de LPGC la incineración de residuos orgánicos. Lo cual, por cierto, no es sino uno de los muchos inconvenientes de esa contaminante fuente de energía. Sin embargo, el genuflexo Clavijo no ha dicho nada sobre el proyecto igualmente contaminante y perjudicial para la salud, de la planta de Biomasa proyectada para Granadilla. Y, por declaraciones del director general de Salud Pública, Ricardo Redondas, que recoge Txema Santana en la SER, sabemos que "no hay informe para la planta de Granadilla, porque nadie lo ha pedido". Fastuoso. 

Fastuoso, y revelador. Revelador de que en Gran Canaria hay gente valedora, vigilante de la salud pública. Y revelador, sobre todo, de que al genuflexo Clavijo lo que pase en Gran Canaria le importa poco. Porque en Granadilla, los dueños y acreedores de la voluntad del genuflexo Clavijo y de su partido Cc, que son Plasencia, Gonzalez el viejo y demas gentuallo especulador, no tienen pendiente el pelotazo del puerto de Granadilla. 

Es que esa planta quemadora de residuos orgánicos importados, que llaman biomasa, es la última (hasta que se inventen otra) justificación de un puerto que no sirve para nada más que para llenar los bolsillos de la banda depredadora. Sin tráfico de trasbordo, sin operación de contenedores, sin gas y sin biomasa, el puerto de Granadilla será otro que añadir a los de Arinaga o Tazacorte. Cemento tirado al mar.

http://cadenaser.com/emisora/2016/01/20/ser_las_palmas/1453292262_378220.html