Buscar
09:21h. lunes, 14 de junio de 2021

Bloqueo político e institucional - El ejemplo de los acontecimientos de Colombia y Palestina ESPACIO INDEPENDIENTE

 

FRASE ESPACIO INDEPENDIENTE

Bloqueo político e institucional - El ejemplo de los acontecimientos de Colombia y Palestina ESPACIO INDEPENDIENTE


 

Un cierto bloqueo institucional se ha instalado en las instituciones del régimen de la monarquía que se expresa de forma muy compleja y diversa:

El Gobierno de Sánchez afirma su intención de agotar la legislatura y de insistir en las mismas políticas que viene aplicando desde su constitución, habiendo pasado con gran desgaste por un largo estado de alarma, que ahora decae con cierta incertidumbre de cómo se continua la lucha contra la pandemia y de qué manera se amortiguan sus consecuencias; también por el de una grave crisis, que impone la recesión económica, con el aumento del paro y la precariedad.

Durante dieciséis meses de gobierno se han multiplicado los reales decretos, mientras que numerosos proyectos de ley se han amontonado en las puertas de las Cortes. Entre los proyectos de ley pendientes de la decisión de las Cortes se encuentran las “Medidas urgentes para la modernización de la Administración Pública y para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia”, conocido como el proyecto de ley sobre el manejo de los fondos europeos, del que se ha separado y omitido el informe del Consejo de Estado, en el que se critica la falta de control sobre el reparto de dichos fondos. También están a la espera proyectos como el Ingreso Mínimo Vital, la Ley de Vivienda -acerca de los alquileres impagables y la situación de los desahucios-, así como las ayudas fiscales prometidas al sector de la hostelería, el comercio y el turismo… A ello hay que agregar el anteproyecto del Gobierno sobre la nueva Ley de Memoria que prologa la impunidad de los crímenes del franquismo.

La sensación de bloqueo institucional se acrecienta con el desacuerdo prolongado de los ganadores de las elecciones autonómicas en Cataluña que tuvieron lugar el pasado 14 de febrero. Después de dos intentos fracasados, todo depende para la formación de gobierno de un último acuerdo de “mínimos” entre ERC y JxCat, que plantea impulsar un “Gran Acuerdo Nacional para la Autodeterminación”, y un “espacio para el debate de la estrategia independentista más allá de la gobernabilidad”. Acuerdo que viene a separar la formación de gobierno de la estrategia política general a seguir entre dichas formaciones. Los puntos mínimos acordados establecen dar una respuesta a la crisis social y económica que sufre Cataluña, construir un muro de defensa de los derechos fundamentales “que tienen un amplio apoyo en la sociedad catalana y que no tienen cabida en el marco del Estado”. Asumen el compromiso de preparar “un gran Acuerdo Nacional por la Autodeterminación y la Amnistía”, a poner en marcha en la legislatura que debería ahora comenzar. El PSC del exministro de sanidad Illa, por su parte, reclama inútilmente que los demás partidos “levanten el cordón sanitario”, para permitir un gobierno de su partido, en tanto que cuestiona la vía democrática de la autodeterminación.

Sacar las lecciones necesarias de las elecciones catalanas y de las madrileñas se sitúa como tarea imprescindible para salir de la nueva situación de bloqueo político e institucional. 

El acuerdo tardío de las formaciones catalanas partidarias de la soberanía nacional necesita del apoyo directo de la población que lleva tiempo dividida y desmovilizada, cuando no enfrentada. Entendemos que una cosa son los acuerdos por arriba y otra muy diferente el respaldo real y efectivo de la mayoría social que a la hora de la verdad resulta imprescindible.

A pocos días del desastre político electoral cosechado en la Comunidad de Madrid por la izquierda oficial, se ha reunido la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, que ha rechazado con los votos del PSOE, PP, Vox y Ciudadanos la propuesta destinada a exigir por ley la reversión de todos los bienes públicos y privados que han sido indebidamente apropiados por la Iglesia. El bloque del PSOE y de los franquistas siempre funciona cuando se trata de cuestiones políticas fundamentales, como es también el caso de la investigación de los delitos cometidos por la Casa Real, ocupando la Jefatura de Estado, o de las propuestas realizadas por la nulidad de la Ley de Amnistía, por la que se impide que se juzguen los crímenes del franquismo, manteniendo indefinidamente la legalidad de las leyes de la dictadura, sus sentencias y crímenes contra la humanidad. La protección del franquismo la extiende dicho bloque constitucional -encabezado por los dirigentes del PSOE- a los privilegios y despropósitos de la Iglesia. ¿Son el trono y el altar las instituciones democráticas a proteger por el “sanchsimo”? 

La propuesta de reversión de los bienes públicos y privados apropiados por la Iglesia, gracias a que a los Obispos se les permite por ley actuar como notarios a la hora de establecer inmatriculaciones de propiedades e inmuebles, constaba de tres puntos. El primero venía a establecer un plazo improrrogable de tres meses para que el Gobierno de coalición presentara a las Cortes el listado de todos los bienes usurpados. El segundo demandaba al gobierno que, en el mismo plazo de tiempo y mediante Orden Ministerial o Decreto, el Gobierno estableciera la nulidad de todas las inmatriculaciones llevadas a cabo por los obispos. Y en tercer lugar, se proponía que en el plazo de seis meses se posibilitara la reclamación de la titularidad de dominio de dichos bienes. La actitud antidemocrática de los dirigentes del PSOE, entregando unas 100.000 propiedades que no son suyas a la Iglesia, pone de relieve que no ha entendido nada de los acontecimientos políticos que, en forma de elecciones, se han llevado a cabo tanto en Madrid como en Cataluña. La nulidad de las inmatriculaciones de la iglesia es inseparable de la demanda democrática de laicidad del Estado y del fin de los privilegios de los obispos del régimen. De la misma manera que la nulidad de las leyes franquistas es consustancial a la lucha por la justicia y la democracia. Franquismo y democracia son incompatibles.

De otro lado, entendemos necesario poner el acento en los acontecimientos de Palestina y Colombia por los graves crímenes cometidos contra la población, tanto por el Estado de Israel como por el Gobierno colombiano. 

Paralelamente a la represión de la población árabe en Jerusalén, se calcula que unos 60 ciudadanos palestinos han resultado asesinados por los bombardeos israelíes contra la población desarmada. En la franja de Gaza las bombas del ejército israelí han aterrorizado a los palestinos, bombardeando centros escolares y hospitalarios. El grito surgido del pueblo palestino es contundente: “¡están matando a nuestros hijos”. Pero los EEUU han impedido que las Naciones Unidas condenen las agresiones y bombardeos del Estado israelí, que ocupa ilegalmente la tierra palestina con la complicidad de los amos del mundo y señores de la guerra.

La deuda pública está en el origen del conflicto colombiano, que discurre en medio de una represión criminal organizada por el Gobierno de Iván Duque -sucesor de Uribe- y sus paramilitares. Iván Duque y sus ministros, aliados de los EEUU y de la Unión Europea, han querido someter a la población a la subida de impuestos sobre los principales productos de primera necesidad. La movilización y la huelga general continuada durante doce días ha sido la respuesta del pueblo de Colombia, que exige la dimisión del Gobierno, la detención y procesamiento de los responsables de los crímenes cometidos, y la convocatoria de elecciones libres a Asamblea Constituyente.

 Llamamos a apoyar las movilizaciones convocadas en diferentes localidades de nuestro país en solidaridad con el pueblo colombiano y palestino, por una solución justa y democrática, en defensa de la soberanía nacional de los pueblos, por la solución inmediata de los conflictos señalados. Las fuerzas que se reclaman de las justas causas de los pueblos del mundo no pueden seguir calladas frente a los crímenes que se están cometiendo contra estos pueblos. Todo un ejemplo de lo que no se debe ni se puede hacer.

 


Espacioindependiente nº 406, jueves 13 de mayo, 2021 http://elespacioindependiente.wordpress.com/:f:info.espacio.independiente

 

espacio independiente 2

 

mancheta 33