Buscar
13:29h. Viernes, 23 de agosto de 2019

Del brexit a Hungría. La xenofobia disloca la Unión Europea - por Chema Tante

 

may orban

De May a Orban, la intransigencia xenófoba tumba el proyecto europeo

CHEMA TANTELa Unión Europea ha pasado de ser un proyecto de progreso social, a ser una herramienta cruel de la estrategia de dominación neoliberal.

Del brexit a Hungría. La xenofobia disloca la Unión Europea - por Chema Tante

May, primera ministra británica anuncia que empieza a cristalizar el mandato recibido por el brexit, declarando que "ahora recuperaremos el poder tomar nuestras propias decisiones", con el control de la inmigración, como uno de los puntos fundamentales de la atención de su gobierno. 

En Hungría, la consulta sobre si su gobierno debe acatar las directivas de la Unión Europea en materia de inmigración y de asistencia y acogida a personas refugiadas ha resultado invalidado por la mínima participación. Un resultado deprimentre, porque indica que la pueblo húngaro le importa muy poco la suerte de los millones de seres humanos que buscan la vida huyendo de la violencia o del hambre. Y Orban ya ha declarqado que piensa tomar el resultado como un mandato político. En realidad, lo mismo que pensaba hacer, lo mismo que venía haciendo, lo mismo que el resto de gobiernos hace: negarle a las personas refugiadas el derecho que les asiste al asilo, según la legislación europea.

Las dos consultas, la británica de hace unos meses o la húngara de este domingo 2 de octubre, pero sobre todo, la actitud de los respectivos gobiernos, y las acciones intolerantes de los del resto de la Unión Europea certifican al final de un proyecto de integración que naciera con los ideales de la solidaridad, la convergencia, la responsabilidad social, pero que quienes dirigen la política, en los estados y en la Unión están traicionando sistemáticamente.

La Unión Europea ha pasado de ser un proyecto de progreso social, a ser una herramienta cruel de la estrategia de dominación neoliberal.

Esta no es la Unión que nos prometieron. 

http://www.elmundo.es/internacional/2016/10/02/57f03659e5fdea21778b4647.html

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/10/02/actualidad/1475417555_051144.html