Buscar
21:31h. Lunes, 25 de Septiembre de 2017

"Los catalanes independentistas únicamente podrán conseguir su anhelo político a través de una guerra civil" (Bruno Perera)

 

BRUNO PERERAEl residente en Viena Bruno Perera expone en LA VOZ LIBERAL DE LANZAROTE esta demostración (me temo que esa no era la intención de Bruno) de la grosera manera en que la Constitución del estado español vulnera los derechos de las minorías. Como demuestra Perera, la Constitución exige la aprobación de la gente de todo el estado para cuestiones que atañen a la población de una parte. Es decir que pone en manos del resto de los pueblos que sufrimos en este estado de derecha. el destino e intereses de una parte. Yo, Chema Tante, rechazo que sobre la conveniencia de Canarias decida gente de otros sitios, de la misma manera que creo que las canarias y canarios, como el resto de poblaciones del estado, no tenemos nada que decir sobre lo que atañe al pueblo catalán. Y como la Constitución heredada del franquismo dice lo contrario, está claro que esta Constitución no es democrática, vulnera el derecho de autodeterminación consagrado por la Carta de Naciones Unidas y debe sustituirse por otra que recupere al fin el hilo democrático truncado entre 1936 y 1939 por la felonía franquista. Y desde luego, debo decir que el titular que le ha puesto Bruno a su nota es claramente provocadora. No sé si es lo que desea, pero ya le digo a Bruno que los catalanes y las catalanas no van a armar ninguna guerra, eso es cosa de los imperiales, y, en todo caso, no sería una guerra civil.

 

Lo que acaban de leer indica que una autonomía española que desee celebrar un referéndum sobre su deseo de independizarse y formar una futura Nación=Estado; lo primero que debe hacer es presentar su causa y votarla en su Parlamento autonómico, y si obtiene su causa presentada mayoría, entonces la envía al Congreso de los Diputados del Estado, y si el Congreso aprueba por mayoría que se puede llevar a cabo el referéndum solicitado, se traslada  lo aprobado al Tribunal Constitucional, y si el TC comprueba que se ajusta al derecho Constitucional español, reenvía la resolución como aprobada al Congreso de los Diputados; cuyo referéndum para que entre en vigor debe ser firmado por el Presidente del Estado y el Rey. Una vez aprobado el referéndum por la autonomía que lo solicitó, por el Congreso de los Diputados del Estado, con el visto bueno del TC y con la firma del Presidente y la del Rey, se celebra el referéndum donde todos los españoles que conforman la Nación=Estado deberán votar (Sí) o (No) a lo que se reclame en el referéndum autorizado.

https://lavozliberaldelanzarote.blogspot.com.es/2017/09/los-catalanes-independentistas.html

BRUNO PERERA