Buscar
06:23h. sábado, 19 de septiembre de 2020

Cc y Nc se enredan en su propia trampa retórica - por Chema Tante

 

CHEMA TANTEPero esta vez, al genuflexo Clavijo se le está viendo demasiado el plumero Y la gente de la por lo visto nada nueva Canarias, está cayendo en el mismo agujero. Se han presentado ante el pueblo canario, para justificar, una, la coalición empresaria, su apoyo a un gobierno de un partido tan corrupto y neoliberal como ella; y la otra, la poco nueva Canarias, su traición a todo lo que ha venido defendiendo todos estos años. Si algo -poco- salva a Cc, es que, al fin y al cabo, la baifa tira siempre para el barranco. Pero a Nc no le queda absolutamente nada que alegar. Nc pasará a la historia como el partido que apoyó, a cambio de nada. al pperorajoyismo, para que siguiera manteniendo sus políticas austeritarias y perpetrando su corrupción.

Cc y Nc se enredan en su propia trampa retórica - por Chema Tante

Decenios, lleva ATI-Cc, rezongando por el maltrato financiero que el estado español se manda con Canarias. Y en esa discriminación financiadora, centra la justificación del fracaso absoluto de su gestión. Un fracaso que ha colocado a la población canaria en esa triste situación en que se encuentra. La que describimos con el tópico, nunca superado, de "a la cola de lo bueno, en cabeza de lo malo".

Nueva Canarias ha seguido la estela argumental de la coalición empresaria. pero para condenar el descalabro de la capacidad negociadora frente a los poderes pperopesoístas españoles.

En una aberrante pirueta dialéctica, la coalición empresaria se las ha echado de ser "la voz de Canarias en Madrid" y,  a la vez, achacando al abandono de Madrid todas las desgracias que sufre Canarias.

Esa fue, ha sido y es la tabla de salvación de Adán, Paulino y el genuflexo Clavijo: "como nos escatiman la financiación, Canarias no levanta cabeza".

Pero esta vez, al genuflexo Clavijo se le está viendo demasiado el plumero Y la gente de la por lo visto nada nueva Canarias, está cayendo en el mismo agujero. Se han presentado ante el pueblo canario, para justificar, una, la coalición empresaria, su apoyo a un gobierno de un partido tan corrupto y neoliberal como ella; y la otra, la poco nueva Canarias, su traición a todo lo que ha venido defendiendo todos estos años. Si algo -poco- salva a Cc, es que, al fin y al cabo, la baifa tira siempre para el barranco. Pero a Nc no le queda absolutamente nada que alegar. Nc pasará a la historia como el partido que apoyó, a cambio de nada. al pperorajoyismo, para que siguiera manteniendo sus políticas austeritarias y perpetrando su corrupción,

Lo de Cc no se puede justificar, pero se puede entender. Los muchos o pocos millones que vengan para las islas desafortunadas, seguirán, en buena medida, el camino de las perras que se mamó Zerolo, que ahora resulta que un pobre de solemnidad. Por eso se vende el partido del genuflexo Clavijo.

Pero lo de Nc no tiene explicación ninguna. Dicen que han conseguido unas condiciones financieras estupendas para nuestra nacionalidad, cuando son unos cuartos que no gestionará, lo hará el genuflexo Clavijo, de la manera acostumbrada. Dicen que han conseguido hacer aprobar la reforma electoral, pero no se lo cree nadie, porque para eso tendrán que pasar por encima de los cadáveres de Casimiro, Marcial, Mario y compañía. Y dicen que se aprobará la subvención del 75% para los viajes interinsulares y el 100% de la subvención al trasporte. Cuando lo vean, lo creerán, igual que yo. Y si eso ocurre, que nadie se prive demasiado, porque ya nos lo facturarán por otro lado.

Yo, bastante que lo siento, porque profeso simpatía por Román, por Quevedo y por el resto de gente de la hasta ahora Nueva Canarias. Pero mucho me temo que esta vez se han pasado con sus devaneos estratégicos y están haciendo el choni, cayendo en el más pavoroso ridículo.

Cc buscará la manera, como siempre hace, para explicar su persistente fracaso, a pesar de haber incrementado los presupuestos. Pero Nc nunca se podrá quitar de encima el estigma de haber contribuído a la permanencia en ell poder de un partido que practica la política de favorecimiento a la gente poderosa, a costa del sufrimiento de muchísimas personas.

Todo esto que sostengo, es fácil y rápido de ratificar o refutar. A la vuelta de seis meses, lo sabremos. Y si yo me equivoco, seré feliz en tener que reconocerlo. Pero si tengo razón, me gustará ver qué hacen Román, Pedro y compañía.

Y a todas estas, a ver qué dicen, tanto en Cc como en NC en la próxima campaña electoral. Sera una tétrica juerga observarlo.

Lo escribió Chema Tante

CHEMA TANTE