Buscar
05:18h. sábado, 29 de enero de 2022

Clavijo, el nacionalista genuflexo va a arrodillarse a Madrid – por Chema Tante

 

CLAVIJO SORAYA

FRASE TANTE

Clavijo, el nacionalista genuflexo va arrodillarse a Madrid – por Chema Tante

“Díme con quién andas”… dicho con toda claridad, quien tenga un pizco de vergüenza sabe que con nadie del partido llamado popular se puede ir a ninguna parte.

Si el sedicente nacionalista, el genuflexo Clavijo, tuviera, ya no vergüenza, sino un pizco de idea de lo que significa eso, jamás y nunca habría aceptado que le presentara un personaje de la naturaleza de Soraya, número dos y mujer fuerte del gobierno centralista imperial del estado de derecha español.

Ya uno sabía que el mero hecho de que fuera Soraya demostraba una vez más el grado de abyección a que ha llegado este nuevo Guanarteme, el genuflexo Clavijo que se presenta como “nacionalista” pero que en realidad es un experto en rascar la leva al poder, en beneficio propio.

Porque si estas reverencias, esta manera de adular y bajar la cabeza, de sumarse a las protervas acciones del gobierno pperorajoyano, sirvieran para beneficiar al tan atormentado pueblo canario, podría aceptarse que se pusiera la dignidad a un lado.

Pero no. El genuflexo Clavijo busca la pasta a toda pastilla, hincando la rodilla y lamiendo lo que haya que lamer, para que de ese dinero que tanto alega que viene para Canarias, solamente se aproveche, como siempre, la opulenta oligarquía.

El genuflexo Clavijo se ha pasado lo que lleva de mandato, lo mismo que hicieran en los suyos sus antecesores Paulino y el difunto Adán, desarrollando con todo éxito sus iniciativas de atracción de inversores y de fomento de obras faraónicas, muchas de ellas sin necesidad ninguna y, todas ellas por encima de las necesidades. Pero, desde que el consorcio  de la política que llaman Coalición Canaria gobierna nuestra nacionalidad, los índices de pobreza y demás indicadores sociales han descendido a un ritmo inverso que el crecimiento de los beneficios de la docena de empresas que se lo llevan crudo. Con la correspondiente compensación a la gente de la política que les sirve, claro.

Por eso me irrita tanto que cuando en otras partes, la gente soberanista sufre acoso, persecución y escarnio, por su gallardía, el genuflexo Clavijo, se deje ver en compañía de la más connotada representación del centralismo cerril español, poniendo en ridículo al nacionalismo canario. Y todo, por la pasta. Pero, además, haciendo el totorota, porque si Soraya y la horda ppera se deshacen ahora en elogios a ese supuesto nacionalismo canario, es porque necesitan sus pobres votos. Que si no, iba a ver el genuflexo Clavijo el caso que le hacían.

Pronto, otra vez, contemplaremos a esa banda cínica dando explicaciones de cómo, a pesar de la catarata de millones que van a recibir, a pesar de los ¡16 millones! de turistas que sientan sus posaderas en las islas, no hay manera de que una cuarta parte de la población canaria consiga trabajo y de que otras dos reciba por su trabajo un salario digno.

Porque el problema no es cuánto dinero llega, sino cómo se administra.

* Lo escribe y ratifica Chema Tante

CHEMA TANTE