Buscar
02:51h. Miércoles, 08 de abril de 2020

Coronavirus: lecciones insospechadas y El fin del mundo según los ricos, María Victoria Valdés, BOHEMIA y Enrique Milanés, JUVENTUD REBELDE. Francisco Morote recoge el punto de vista cubano sobre la pandemia

 

FRASE VALDÉS MILANÉS

 

Francisco Morote, de Attac Canarias nos hace el regalo de aportar estos dos artículos, con otro punto de vista, desde Cuba, sobre la pandemia coronavírica. Otro punto de vista, pero muy cercano, al de Morote y al mío, Chema Tante. Los artículos son Coronavirus: lecciones insospechadas, de María Victoria Valdés Rodda en el veterano BOHEMIA y El fin del mundo según los ricos, de Enrique Milanés León en e siempre combativo JUVENTUD REBELDE. Valdés Rodda se apoya en Martí, Cecilia Zamudio, Naomí Klein, Sergio Rodríguez Gelfenstein, Julius Fucik, Ángeles Maestro (la autora dice Ángel, pero sin duda es un lapsus) y hasta el venezolano Jorge Arreaza, para montar un alegato contra el neoliberalismo y el egoísmo USA, que compara con la actitud solidaria de Cuba, que ha derramado sus legiones médicas por el mundo. Por su parte, Milanés León nos cuenta como la gente rica está reaccionando de la misma manera insolidaria que lo hizo cuando la amenaza atómica estaba más presente, construyendo refugios herméticos, a un coste tan altísimo como innecesario. ¡Cuántas mascarillas, guantes y pruebas se pagarían con esos refugios, monumento del egoísmo.

Esta nueva enfermedad, para decirlo con la escritora, poeta, periodista, Cecilia Zamudio, “le viene de perlas a los grandes capitalistas para justificar la recesión económica ante los ojos de una población alineada por los medios masivos encargados de confundir y ocultar las verdaderas causas del colapso económico, colapso que cíclicamente genera el capitalismo dadas las características inherentes a su misma lógica depredadora”.

Los detalles hablan de las grandes cosas, en ambos sentidos. En el bien, las acciones altruistas de cada uno de nosotros, como individuos y como sociedades. En el mal, si dejamos que el capitalismo inunde al mundo de la peor enfermedad: el egoísmo.

El redondo artículo de María Victoria Valdés Rodda completo en BOHEMÍA

http://bohemia.cu/opinion/2020/03/coronavirus-lecciones-insospechadas/

Avestruz con la cabeza metida en el búnker

Con tal de sobrevivir al «apocalipsis» que anuncia la desigualdad de que sacaron provecho, varios millonarios quieren meter —¡¿más?!— la cabeza en la arena. Cierta heredera neoyorquina, de velado nombre, encargó un búnker casero de aislamiento médico y sistema de ventilación, a la medida de su excelsa nariz.   

Seguramente le gustaría, pero su caso está lejos de ser el único: basta acceder al sitio web de la empresa Survival Condo para leer: «¡Bienvenidos al condominio Supervivencia! ¡Hemos convertido un almacén de misiles nucleares en viviendas de lujo!». De ahí para allá, si no pagas, no hay más pueblo.

Por la bagatela de cuatro millones de euros, Survival Condo ofrece viviendas dúplex de 340 metros cuadrados. La mitad de ese espacio sale en 2,65 millones y los módulos más pequeños, los de 85 metros cuadrados, cuestan 1,3 millones. Vaya, el sitio donde un terrícola común iría a protegerse de la gripe, en cualesquiera de sus rostros.

Todo el sarcástico artículo de Enrique Milanés León en JUVENTUD REBELDE

http://www.juventudrebelde.cu/internacionales/2020-03-21/el-fin-del-mundo-segun-los-ricos

 

maría victoria valdés rodda

BOHEMIA

ÇENRIQUE MILANÉS LEÓN

JUVENTUD REBELDE

MANCHETA 19