Buscar
02:27h. Martes, 17 de septiembre de 2019

Diputados con viviendas que cobran dietas por alojamiento (Almudena Sánchez) comenta Antonio Aguado

 

almudena sánchezAlmudena Sánchez escribe en CANARIAS 7 sobre esta insalla que, acá tanto como por allá, está acostumbrada a aprovecharse sin mesura ni vergüenza de las perras públicas. Y Antonio Aguado lo destaca y comenta

Comenta Antonio Aguado

antonio aguado peqMe imagino que esta información está contrastada y es cierta. Si es así, no cabe le menor duda de que estamos en un caso muy grave de al menos inmoralidad, aunque debería estar tipificado como ilegalidad. 

En éstas situaciones y otras como por ejemplo subirse el sueldo,  suele haber acuerdo unánime entre todos los políticos y sus respectivos grupos.

Encima cuando se les critica éste tipo de comportamientos, todos como cacatúas se refugian y repiten el mismo mensaje: “los políticos españoles somos los peores pagados de Europa”. Como si los ciudadanos estuviéramos al corriente y supiéramos lo que ganan los de otros países y en el caso de que se comparen con: los alemanes, noruegos, franceses, daneses, belgas, suecos, holandeses, etc..,  sería lógico, y es que el nivel de vida de éstos países es mucho más elevado que el nuestro y lo mismo ocurre poniendo ejemplos profesionales, donde los carpinteros, mecánicos, dentistas, ingenieros, profesores, etc.., ganan más que sus homólogos españoles.

Pero la prueba del algodón es, si se quejan tanto de que como políticos ganan poco, entonces………  ¿por qué se dan puñaladas entre ellos para entrar en las listas y ocupar los puestos en las instituciones? y…… si es así….. ¿Por qué se perpetuam y profesionalizan como políticos para vivir toda la vida de sus cargos?

Esta es la peor lacra que tiene la política y que lo condiciona todo su profesionalización, y es que salvo muy pocas y honrosas excepciones, la gran mayoría de las personas que se meten en este mundo profesional de la política, si llegaron a tener sensibilidad social la han perdido y se dedican a luchar más por sus intereses personales y a preservar sus cargos y no por los colectivos.

Haciéndolo bien, nadie debería estar viviendo de la política más de 16 años y en un mismo cargo un máximo de 8 años. Por supuesto no se puede ostentar mas de un cargo institucional y si compatibiliza uno de éstos con otro orgánico interno de su partido, para no ser juez y parte, deben ser a diferentes niveles. Y desde luego al salir de la vida política, que no la siga utilizando para por mediación de “las puertas giratorias”, pasar a formar parte de los consejos de multinacionales, con las que en la mayoría de los casos has estado relacionados cuando ejercían de políticos.

Mientras no se regule todo esto por ley y que ésta sea inflexible, seguiremos pagando las consecuencias de aguantar cada vez más, a muchos políticos indeseables. 

Salud(os). Antonio Aguado Suárez

 

http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=450911