Buscar
21:06h. miércoles, 25 de mayo de 2022

Las trampas con las que intentan sorprender la buena fe de las bases del PsoE - por Chema Tante

Así, "pregunta trampa" es como describe Pedro Anatael Meneses, miltante histórico socialista y miembro fundador de la corriente IZQUIERDA SOCIALISTA del PsoE. Pedro Sanchez se sacudió saliéndose por la tangente de la consulta a las bases, la presión de los llamados "barones" y de las llamadas "baronesas", sobre todo, de alguna baronesa. Pero, vistos los recientes acontecimientos, es difícil comprender las alforjas con que se ha dotado Pedro para su viaje.

Las trampas con las que intentan sorprender la buena fe de las bases del PsoE - por Chema Tante

Así, "pregunta trampa" es como describe Pedro Anatael Meneses, miltante histórico socialista y miembro fundador de la corriente IZQUIERDA SOCIALISTA del PsoE. Pedro Sanchez se sacudió saliéndose por la tangente de la consulta a las bases, la presión de los llamados "barones" y de las llamadas "baronesas", sobre todo, de alguna baronesa. Pero, vistos los recientes acontecimientos, es difícil comprender las alforjas con que se ha dotado Pedro para su viaje.

"El PSOE ha alcanzado y propuesto acuerdos con distintas fuerzas políticas para apoyar la investidura de Pedro Sánchez a la Presidencia de Gobierno. ¿Respaldas estos acuerdos para conformar un gobierno progresista y reformista?". 

Dice Pedro Anatael Meneses, socialista, insisto, de toda la vida

"Es una pregunta trampa. El çunico acuerdo existente es con CIUDADANOS, no "con distinyas fuerzas políticas", por tanto yo votaré 'No' y haré campaña para que se vote no"

Y, que se sepa, este socialista honorable donde los haya, Pedro Anatael Meneses, ha proclamado que votará "No" y que está haciendo campaña por el "No" en esta consulta.

Desde luego Pedro Sánchez se ha metido en un risco de tuneras, con sus maniobras incomprensibles. Para hacer un pacto de derechas con CIUDADANOS, un pacto que sin duda es recibido efusivamente por los y las capitostes de su partido, no hacía falta la excusa de la consulta a la militancia. Y mucho menos, una consulta que se hace de manera engañosa, aparte del fallo estrepitoso que menciona Pedro Anatael. Lo de "distintas fuerzas políticas", cuando el acuerdo se ha hecho con CIUDADANOS, A menos que Pedro Sánchez se refiera al remedo de pacto con la coalición empresaria llamada canaria., que tanto Oramas como Barragán se han apresurado a certificar que no hay acuerdo firmado alguno. O con IZQUIERDA UNIDA, cuando ya Alberto Garzón ha dicho que no van ni a la esquina con semejante acuerdo.

Pero digo que la consulta es engañosa, no solamente por eso. Porque los protagonistas de la òpera bufa, Sánchez y Rivera, han vociferado urbe et orbi que el acuerdo de marras ha sido cerrado y firmado. Y yo no veo en el texto del cacareado "Acuerdo para un gobierno reformista y de progreso" ninguna referencia a que deba ser ratificado por las bases psociatas. Fuerte cinismo, consutar a la gente, sobre un arrejuntamiento que ha sido consumado. Por cierto, que Sánchez demuestra ser muy atrevido, porque ya me contará con qué cara le dice al fatuo Rivera que de lo dicho, acordado, cerrado y firmado, no hay nada, porque su gente no lo aprueba.

Y, no solamente por todo lo escrito, la consulta y el acuerdo en sí mismo, son una monumental trampa embustera. Porque quién se tome el trabajo de leer el texto cerrado y firmado (no alcanzado y propuesto, como reza falazmente la preguntita), verá que se contemplan algunas tibias reformas de carácter social, pero muy pocas y fútiles medidas económicas, que no conseguirían, ni impregnar de justicia el sistema tributario, ni, por consiguiente, obtener los fondos necesarios para sostener las tímidas medidas sociales. Como verá, quién lea, que estos dos caballeretes se proponen recortar más derechos laborales, como puede comprobarse, por ejemplo, en este sabroso cuadrito que difunde PODEMOS:

O este meme aparecido en twitter:

 

Lean, lean, el texto, cuyo enlace encontrarán por ahí abajo, y verán, quienes no lo hayan hecho, que ese acuerdo tiene muy poco de progreso. Y esa es la patraña suprema de todo este gorigori que ha montado Sánchez, como primer acto de su campaña electoral.

Campaña electoral inevitable, porque Sánchez sabe muy bien que, con este acuerdo ha dessborrifado todos los puentes que le podían llevar a ocupar la presidencia de un gobierno de progreso y ha abierto la puerta a la repetición de las elecciones. 

Y yo espero que, esta vez, nadie caiga en la perpetua trampa saducea del PSOE: "que viene el Pp, si no nos votas". Confío en que, esta vez, la gente recuerde a quién se acerca y con quién se arregla Pedro Sánchez. Y, por encima de todo, deseo ardorosamente que durante toda la campaña electoral flote en el ambiente este acuerdo que no tumba la reforma laboral ppera ni ninguna de las odiosas leyes de la era rajoyana, con la Wert y la Mordaza en cabeza. 

http://www.psoe.es/media-content/2016/02/acuerdo-gobierno-reformista-y-de-progreso-2016.pdf