Buscar
05:54h. Sábado, 04 de abril de 2020

Dolores Delgado, una fiscal general para el nuevo tiempo, Carlota Guindal en LA VANGUARDIA

 

frase guindal

Mucha gente se ha alegrado con la noticia del  nombramiento de Dolores Delgado como Fiscala General del Estado. Yo,  Chema Tante, también. Y eso que ese cargo, no debería ser tan determinante. La Fiscalía General del Estado, en un régimen realmente democrático, no tendría que ser sino un órgano distribuidor y coordinador del trabajo, para las diferentes fiscalías. Eso, insisto, en un marco realmente democrático, con una Justicia de verdad imparcial. Pero en este reino de Felipe el último esto no es así. Ni la Justicia ha sido ecuánime, ni la Fiscalía, tampoco. Tanto una como la otra llevan infectadas de fanatismo ideológico desde los tiempos del más negro franquismo. Un fanatismo ideológico de  derecha, de clase alta, de oligarquía, claro. Y lo que se pide es limpiar ese terrible defecto.  Llevar ¡, tanto a la Justicia como a la Fiscalía a su papel de observar los hechos que ocurren en la sociedad y analizar con base en las pruebas, en las evidencias, de una manera neutral, no partiendo de las propias ideas personales o de quien manda, ni de prejuicios. Sino mirando a los hechos evidentes.Y esa es la misión que esperamos acometa Dolores Delgado en la Fiscalía General.  Como se ve, una actuación de limpieza, ajena, adicional, pero ajena, a lo que debería ser la función estricta del cargo. Yo estoy convencido de que Dolores Delgado tiene arrestos -la capacidad y los conocimientos, se los supongo, por no ser yo quien para evaluar tal cosa- para cumplir con su deber, pese a las terribles oposiciones que se va a encontrar. Resultaría divertido, si la situación no fuera tan seria, ver que ahora fiscales que se han distinguido por su querencia a sus conmilitones o jerifaltes, acusen a Delgado de su misma culpa. Carlota Guindal escribe, mejor que yo, por supuesto, sobre todas estas historias en LA VANGUARDIA.

 

Con esta presentación, no es de extrañar que se esperen turbulencias más pronto que tarde en la calle Fortuny. Antes de ser ministra, Delgado era fiscal en la Audiencia Nacional, y su jefe, Javier Zaragoza, es ahora uno de los fiscales encargados de la causa del procés . Ahora las tornas han cambiado. Sin embargo, a Delgado no se lo van a poner fácil. “Ella será la jefa y se hará lo que ella diga”, dicen aquellos que apuestan por ella. Pero los fiscales tienen una herramienta, el artículo 27 de su estatuto, que permite convocar junta de fiscales para examinar si la orden de un fiscal general es ilegal.

Todo el clarito artículo de Carlota Guindal en LA VANGUARDIA

 

https://www.lavanguardia.com/politica/20200114/472886742096/dolores-delgado-fiscal-general.html#yusp

CARLOTA GUINDAL RESEÑA

MANCHETA 12