Buscar
07:22h. Lunes, 21 de octubre de 2019

Ecuador, La vuelta al neoliberalismo. Jesús González Pazos, en EL SALTO DIARIO y ATTAC CANARIAS

 

frase pazo

A pesar del sospechosamente significativo silencio que la prensa internacional mercenaria administra sobre lo que está ocurriendo en Ecuador, se va sabiendo que los colectivos populares, con un papel protagónico de las etnias indígenas mantienen su resistencia a la venta bellaca que Lenín Moreno está haciendo al neoliberalismo del FMI. Pero este silencio pecador crea obviamente mucha confusión y es preciso aclarar la situación ampliando el campo del objetivo. Y eso es lo que me parece que hace Jesús González Pazos, miembro de MUGARIK GABE en este artículo que señala Francisco Morote, de Attac Canarias en EL SALTO DIARIO, reproducido por la web de Attac Canarias. En todo caso, está claro que en Ecuador, como en América Latina y en todo el mundo las opresoras recetas del neoliberalismo del FMI no tienen más resultado que el buscado: el mayor enriquecimiento de las personas ricas a costa del mayor sufrimiento de las personas pobres. Y eso conduce, siempre, a la protesta y a la resistencia.

 

Ecuador vuelve a entregarse al mejor postor a través de las medidas que una vez más impone el FMI (Fondo Monetario Internacional) a cambio de una ayuda para tratar de dar viabilidad a la maltrecha economía. Sin embargo, esa ayuda supone el automático mayor endeudamiento del país y la supeditación absoluta a las directrices dictadas por ese organismo internacional, abanderado del neoliberalismo más ortodoxo, con lo que esto supone de pérdida de soberanía. Organismo que sigue aplicando las mismas recetas que fracasaron estrepitosamente respecto a la mejora de las condiciones de vida de la población durante la década perdida; aunque también hay que tener en cuenta que esas medidas nunca pretendieron esto último sino el aumento de beneficios de las élites económicas locales y transnacionales. Este es el deja vu que explica el levantamiento popular en Ecuador, con un protagonismo recuperado del movimiento indígena que, como en los años 90 del siglo pasado, concentra fuerza y movilización gracias a la memoria corta que supone tener muy presente el empobrecimiento que las recetas neoliberales supusieron para un país con enormes recursos naturales y que, sobre todo, no quiere repetir la historia. Como ha señalado la profesora de la Universidad de Valencia Adoración Guamán los pueblos ecuatorianos se han encontrado con un “neoliberalismo por sorpresa”, traído por un presidente que gobierna en sentido totalmente contrario al programa que propuso en elecciones. Y esto por si solo explica la protesta social.

 

https://www.elsaltodiario.com/america-latina/jesus-gonzalez-pazos-ecuador--paquetazovuelta-neoliberalismo

http://www.attaccanarias.hol.es/ecuador-la-vuelta-al-neoliberalismo/