Buscar
18:39h. Martes, 22 de octubre de 2019

El enemigo nunca duerme (Fernando López Agudín en PÚBLICO)

 

FRASE AGUDÍN

Ya me disculparán, pero leyendo este artículo recomendado por Antonio Aguado, de Fernando López Agudín en PÚBLICO, no puedo menos que recordarlo: es lo mismo que yo digo. Lo grave de la pareja Montero Iglesias no es la ausencia de coherencia, ni siquiera el desprecio por las proles ajenas. Lo más perjudicial, lo que no puede tolerarse a gente de semejante talla intelectual y académica, es el error estratégico, no haber previsto la que les iba a caer. Un error como una casa. Y diré también que yo, Chema Tante discrepo de López Agudín respecto a la imprescindibilidad de Iglesias. No va a ocurrir -y lo siento- porque el resultado de la consulta en Podemos probablemente lo ratificará. Pero si Iglesias desapareciera del mapa político, Podemos saldría adelante, porque Podemos no es Iglesias. Podemos somos la gente. La que vive de puta madre y la que las pasa canutas. 

Toda crisis, sin embargo, encierra siempre una oportunidad. La de Podemos no puede ser otra que la de  constituirse, por fin, como partido político. El hecho de que todavía no lo sea, de que  carezca de una dirección colectiva y de una red de cuadros articulados en una organización sólida, ha jugado un papel nada desdeñable en el error de Iglesias. Que nadie, consejero o amigo, haya evitado este garrafal error, refleja la falta de un colectivo orgánico; en definitiva, la ausencia de un partido. De existir, quizás otra habría sido la historia; incluso la posibilidad de reemplazar al actual líder por otro dirigente, hoy por hoy parece imposible, ya que la salida de Iglesias crearía, al menos de momento, un vacío letal en Podemos.

No es casual que asistamos ya al reparto de la túnica sagrada de Podemos. Tanto Sánchez como Garzón sueñan con la recuperación de lo que consideran votos prestados a Podemos.

 

http://blogs.publico.es/fernando-lopez-agudin/2018/05/22/el-enemigo-nunca-duerme/

 

FERNANDO LÓPEZ AGUDÍN