Buscar
viernes, 12 de agosto de 2022 12:39h.

El engaño como arma política (Lidia Falcón O'Neill)

 

LIDIA FALCÓNFelipe de la Nuez señala en CRÓNICA POPULAR este encendido artículo de Lidia Falcón. Yo, Chema Tante, que soy independentista, pero ni me siento fanático ni creo que lo sean quienes, por muchas de las partes de este estado de derecha, cuestionamos la razón y la vigencia de esa entelequia que llaman España, estoy convencido de que la única manera de entenderse en este laberinto infernal en que la historia nos ha enredado,  es escuchándose y atendiéndose. Por eso creo que la opinión de una demostrada y respetable luchadora por las libertades, como es Lidia, debe examinarse con la atención que merece. Pero también creo, y se lo digo a Lidia, que sería conveniente y positivo y constructivo intentar también comprender al prójimo. Por ejemplo, diga lo que diga la periodista que se cita sin nombrarla en el artículo, es innegable que el PdeCat es un partido de derecha. Pero ocurre, nos guste o no, que a mí no me gusta, que el PdeCat, con la denominación de JpC ha recabado unos cientos de miles de votos. Votos legales de personas que tienen perfecto derecho a asumir posiciones de derecha. Cientos de miles de personas que no pueden hacerse desaparecer, por mucho que se quiera. De la misma manera que las y los independentistas no vamos a esfumarnos, por mucho que lo quiera Lidia Falcón. Así que, Lidia, a escucharnos y a ver como nos entendemos. Hay que abandonar los fanatismos, sí. Pero por todas partes. El estampido que los partidos independentistas dieron en el Parlament fue necesario, para sacar de una vez la cuestión a la superficie. No recuerdo yo oir a gente como Lidia Falcón escandalizarse mientras el poder fanático centralista español masacraba una y otra vez las libertades democráticas. Y, para terminar, Lidia, por la república que tú y yo defendemos, también dieron su vida muchas personas independentistas. De todas las naciones de este estado.

 

Naturalmente, en el tema de la crisis de Cataluña es en el que se ha desbordado la imaginación de los fanáticos independentistas. Cuando pensaba que no había más evidencia después de las elecciones del 21 de diciembre de que la mayoría de los votantes se habían decantado por las formaciones de derecha, leo asombrada que una periodista de prestigio asegura que “Cataluña saluda a una república donde la mayoría de escaños los tiene la izquierda”. Y tengo que frotarme los ojos y volver a leerlo y a pellizcarme para saber que no estoy soñando.

https://www.cronicapopular.es/2017/12/el-engano-como-arma-politica/

lidia falcón