Buscar
21:00h. lunes, 17 de mayo de 2021

Benslimane, acusado de torturas y de la desaparición de Ben Barka, condecorado por el gobierno del estado español

Un genocida en España - por Salmi Ould Ghailani/ECS

 

frase sáhara genocida

Un genocida en España - por Salmi Ould Ghailani/ECS

Sería correcto y justo recordarle al señor director del Periódico “LA RAZON" que la Audiencia Nacional ha emitido un comunicado desmintiendo la existencia de los hechos que se imputan al Presidente de la RASD, el señor Brahim Ghali, por lo que la publicación, emitida por su periódico, el día 27 de abril, habla de algo que no es cierto, y que otros medios en días  anteriores han desmentido. 

Habría que recordar a dicho periódico que el Estado Español por otro lado y en su momento gobernado por los mismos que hoy gobiernan y que se consideran un gobierno progresista de la mano de UNIDAS PODEMOS, fueron quienes a pesar de las EURO ORDENES emitidas por Francia para la detención del General genocida BENSLIMANE, no hicieron absolutamente nada.

En España en los últimos años el tratamiento hacia Benslimane ha sido muy diferente al que ahora estan dando los medios como “La Razon" al señor Ghali. El gobierno de Zapatero le otorgó la Gran Cruz de la orden de Isabel la Católica a propuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores en enero de 2005. A pesar de su sangriento historial que denuncian las organizaciones de derechos humanos internacionales y marroquíes.

En octubre de 2007 el juez Baltasar Garzón admitió a trámite en la Audiencia Nacional una querella por delitos de genocidio y torturas que “podían haber cometido las autoridades marroquíes contra ciudadanos saharauis entre 1976 y 1987”.

Según la querella Benslimane habría ordenado y dirigido la campaña de detenciones y desapariciones en Smara que se llevó a cabo en 1976.

Sobre el general marroquí pende una euroorden de busca y captura, emitida contra él y otros tres marroquíes por el juez instructor francés Patrick Ramaël, por la desaparición del opositor marroquí Mehdi Ben Barka. El general finalmente tuvo que abandonar precipitadamente Londres ante el temor a ser detenido para ser entregado ante el juez francés en uno de sus viajes de Estado.

En noviembre de 2010, en plena crisis por el brutal desmantelamiento por parte de Marruecos del campamento saharaui de GDEIM IZIK, Benslimane estuvo en España como parte del séquito del ministro del entonces ministro de Interior marroquí, Taib Cherkaoui, en su encuentro con el entonces ministro de Interior Alfredo Pérez Rubalcaca. El abogado defensor de la familia de Ben Barka declaró al diario El Mundo su sorpresa porque las autoridades españolas no hicieran nada por detenerlo. “España forma parte del espacio Schengen, y la euroorden tiene carácter ejecutivo desde el 14 de septiembre de 2009. ¿Por qué no fue detenido?”, se preguntaba el abogado.

 

* Gracias a Salmi Ould Ghailani y el ECSAHARAUI

ecs

mancheta 14