Buscar
07:40h. viernes, 04 de diciembre de 2020

Joan Herrera (ICV) apuesta por una candidatura unitaria contra el austericidio

"La izquierda alternativa no debe sólo crecer sino también ganar"

Javier Caso Iglesias comenta y resume en su página PASIÓN POR LA DIALÉCTICA la entrevista que la hicieron en PÚBLICO  a Joan Herrera, que estaba en Grecia, en el congreso de Syriza

Joan Herrera (ICV) apuesta por una candidatura unitaria contra el austericidio

 
La entrevista a Joan Herrera realizada por el diario PÚBLICO (http://goo.gl/pUM9w) abre una gran puerta a la esperanza de todas aquellas personas que apostamos por un frente amplio sociopolítico, ciudadano y popular sin exclusiones, contra el austericidio.
 
En ella Joan Herrera (ICV) dice cosas que tienen que ir conformándose como la hora de ruta de la izquierda. En concreto las siguientes:
 
1- la izquierda alternativa está llamada a tomar el testigo de la socialdemocracia para romper así con la alternancia que mantenía con la derecha, "la izquierda real no debe resistir sino vencer".
 
2.- El verbo que tiene que conjugar la izquierda alternativa a partir de ahora es ganar, pues ya no basta con crecer.
 
3.- Hay que abogar por la creación de un frente político unitario tanto en España como en Europa para poner coto al austericidio de la troika.
 
4.- La izquierda alternativa tiene que dar miedo e infundir respeto. La derecha dejó de temer a las clases populares porque la izquierda no ha sido capaz de plantear una alternativa. Cuando Merkel dice que Syriza va contra Europa, tiene razón, por que va contra su modelo de Europa: la del sector financiero y la de un Banco Central que sirve para dominar a los países del sur.
 
5.- El escenario de movilización baja en intensidad cuanto más se aleja el marco de alternativa política. Las movilizaciones sirven para cambiar conciencia, pero para cambiar la política necesitamos también la articulación institucional. Si bien la izquierda ha caído muchas veces en el error de pensar que todo se transforma desde el espacio institucional, también sería otro error renunciar a él. Syriza es la expresión de todo eso: la posibilidad de construir una alternativa política.
 
6.- Nos estamos jugando la democracia y los derechos básicos, porque no estamos en un época de cambio sino en un cambio de época. Por tanto, habría que instaurar un frente popular o un frente amplio que luche, sin que nadie tenga que renunciar a lo que es, contra la política de austeridad y por la radicalidad democrática, incluido el derecho a decidir. Debemos impulsar estrategias para cambiarlo todo.
 
7.- En este Congreso de Syriza nos estamos encontrando con la disolución de los partidos y la creación de un sujeto político nuevo. La alternativa tiene que pasar por otros espacios, pues en Europa ya ha pasado la alternancia entre conservadores y socialdemócratas. Es el momento de la izquierda transformadora, radical y democrática, que en Catalunya y en España debe articular un polo que dibuje un escenario no sólo para resistir sino también para vencer. No se trata simplemente de crecer sino de ganar.
 
8.- Syriza nació a partir de Synaspismós, un partido homologable a ICV o IU. En España, estamos en un escenario de suma de fuerzas, pero no puede hacerse a espaldas de ICV e IU, aunque con eso tampoco basta. Hacen falta dos componentes fundamentales para construir la alternativa necesaria: la novedad y la unidad.
 
9.- Sin la combinación de novedad y unidad no hay alternativa. Caben ICV y IU, pero hacen falta más elementos, porque con uno solo no basta. Esa alternativa es necesaria porque nos lo están quitando todo. La máxima de "cuánto peor, mejor" resulta falsa. Es mucho más difícil conseguir una alternativa cuando las clases populares están descapitalizadas, tienen menos derechos, la educación se degrada y los servicios públicos se privatizan.
 
10.- En ICV creemos que en las próximas elecciones debe haber una expresión unitaria antiausteridad. Hoy, las familias políticas se quedan cortas con el reto que tiene Europa y los países del sur, por lo que debería haber una candidatura conjunta contra lo que impone la troika y practica el BCE.
 
11.- Hace falta una aritmética parlamentaria, pero también una aritmética de calle distinta. Hay que partir de la base, codo con codo con los movimientos sociales. Hemos pasado del "no nos representan" a un escenario donde entendemos que tiene que haber canales de representación. Sin ellos, quien no quiere cambiar nada consigue que nada cambie o que incluso empeore. De hecho, con el 15-M hubo una movilización extraordinaria y, a la vez, un giro a la derecha extraordinario. Hay que cambiar la manera de hacer política.
 
12.- Para conformar ese frente político unitario tanto en España como en Europa para poner coto al austericidio de la troika hay que ser generoso, recuperar la fraternidad y reconocerse en el otro. A partir de ahí, todo el mundo puede dar pasos atrás y reconocer el papel de muchos actores distintos. No va a haber ese problema, aunque hace falta la unidad. Es más trascendente y relevante lo que nos une que lo que nos diferencia. Y nosotros estamos dispuestos a ello.
 
Parece que en este mismo sentido comienzan a avanzar IU y Equo
 
IU hace un llamamiento expreso a Equo para ir juntos en las europeas (http://goo.gl/TwEsO).
 
El líder de Equo, Juan López de Uralde, ha pedido que se tenga en cuenta la cuestión verde en la construcción del frente de izquierdas. Y también ha resaltado la cuestión de una necesaria regeneración democrática en el modo de hacer política. "Los programas son muy importantes, pero también lo es el fondo. Las formas, al final, son el fondo". En este sentido, ha pedido "transparencia en la organización y en la financiación de los partidos" y ha abogado por unas primarias y listas abiertas. "Tenemos que desnudarnos ante la ciudadanía" (http://goo.gl/a3k7w).
 

http://www.publico.es/458792/la-izquierda-alternativa-no-debe-solo-crecer-sino-tambien-ganar