Buscar
09:23h. sábado, 24 de julio de 2021

¿Cuánta sangre cabe en la conciencia de un hombre sin conciencia?

Juan Carlos I engordado con sangre, Cristina Fallarás en PÚBLICO

frase fallarás

Cristina Fallarás en PÚBLICO se ocupa de las nuevas iniquidades conocidas de Juan Carlos Borbón. Lo señala el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado. Y yo, Chema Tante, digo que hay que repetirlo sin descanso. El sujeto que fue rey por la poca gracia del legado del dictador ha demostrado ser un tipo inicuo, que no merece ni respeto ni honores y sobre el que hay que demandar que se le exijan las responsabilidades penales que correspondan. Sin olvidar que estas fechorías las perpetró el Bribón, acogido a esa absurda inviolabilidad que le reconoce una Constitución obtusa. Y nada asegura que el actual Jefe del Estado, favorecido por esa misma inviolabilidad, no esté haciendo similares cosas. Por tanto, es absolutamente necesario, en tanto que se consigue retomar el hilo democrático truncado en 1939, hasta que llegue la necesaria III República, que se elimine esa impunidad para alguien que debe también, como todo quisque, someterse a las leyes.

Juan Carlos I es un hombre engordado con sangre de inocentes que ha engordado y engorda con esa misma sangre a su hijo, hoy Jefe del Estado español.

En realidad, qué les puede importar a ellos, que heredaron su trono y su poder del hombre que sembró España de sangre, de fosas, huesos quebrados, asesinatos y torturas. ¿Se han parado a pensarlo? Ni uno solo de los segundos de sus vidas.

A ellos no les importan la sangre ni la vida. A nosotras, nosotros, debería importarnos tanto como para no solo eliminarlos de cualquier instancia pública, sino también pedirles cuentas por toda la sangre que acumulan alegremente, saludando con la mano desde un yate.

https://blogs.publico.es/cristina-fallaras/2021/07/13/el-rey-juan-carlos-engordado-con-sangre/

CRISTINA FALLARÁS RESEÑA

público

mancheta 34