Buscar
04:31h. miércoles, 19 de enero de 2022

La soledad de un presidente del Gobierno que defraudó a los que le ayudaron a acceder al poder


José María Garrido publica esta crónica en EL PLURAL en la que narra la decepción del ultramontanismo hispano, al que incluso las aberrantes medidas reaccionarias de Rajoy le parecen tibias. Y es que esta gente, que han visto que han vuelto a pasar, se cree que sigue en el 39 y exige la recomposición del estado franquista. La cosa tiene su miga. El problema es que estos extremistas no pueden asumir los matices.

Porque, en realidad, en lo sustantivo, Rajoy ha recuperado lo mejor -para ellos, peor para el pueblo- del estado franquista: la absoluta protección del interés del alto empresariado, en menoscabo de las personas. Rajoy ha reimplantado lo esencial del pensamiento fascista: la legitimación de la ley el más fuerte. Rajoy ha llevado a la práctica el sueño capitalista: solamente tiene derechos quien tenga dinero para pagarlos.

Pero esto, como digo, el extremismo más cerril no puede entenderlo. Esta gente quiere, además del fondo, las formas.

http://www.elplural.com/2013/01/06/la-soledad-de-un-presidente-del-gobierno-que-defraudo-a-los-que-mas-le-ayudaron-para-acceder-al-poder/