Buscar
01:48h. Viernes, 21 de Julio de 2017

Llora, Esperanza, porque sabe lo que viene - por Chema Tante

 

IMPERIO AGUIRRIANO

CHEMA TANTEMucha gente cree que los pucheritos esperanceros han sido fingidos. Pero yo no. Estoy convencido de que Aguirre era, como una excepción, sincera en sus lágrimas. Porque tiene muchos motivos, Esperanza, para llorar.

Llora, Esperanza, porque sabe lo que viene - por Chema Tante

Mucha gente cree que los pucheritos esperanceros han sido fingidos. Pero yo no. Estoy convencido de que Aguirre era, como una excepción, sincera en sus lágrimas. Porque tiene muchos motivos, Esperanza, para llorar.

Llora, Esperanza, porque ve que se le acaba el chollo. Porque comprueba que se terminó una etapa, espléndida para ella y para su gente, pero funesta pra la mayoría que quienes gemimos en este estado de derecha español.

Llora, Esperanza, porque entiende que ha llegado, "La caída del imperio aguirriano"., como le dicen en EL INTREMEDIO de LA SEXTA, El Gran Wyoming, Dani Santos y Gonzo.

Llora, Esperanza, porque siente que se le va terminando la impunidad. Ella sabe que queda mucho todavía, para que la justicia se imponga al fin. Pero sabe también que, con el fin del bipartidismo, la presión del poder político sobre la justicia tiene que desaparecer.

Llora, Esperanza, porque observa que se derrumba el sistema que ella cree justo. El sistema que solamente permite a unas pocas personas la felicidad, a costa del sufrimiento del resto.

Llora, Esperanza, porque comprende que cada vez más gente va descubriendo lo que algunos veíamos que es obvio: que la única explicación para que un estado que recortó brutalmente su presupuesto, pero que, simultáneamente, multiplico su deuda pública, era el saqueo generalizado.

Llora, Esperanza, porque se entera al fin de que no se sostiene la mentira de que la corrupción es asunto de "algunas ranas" que le habían salido a su partido, pero que eran una excepción.

Llora, Esperanza, porque comprueba que, a pesar de que el gobierno y la Fuscalía a su servicio siguen intentando proteger a los malhechores, poco a poco, fiscales y fiscalas, jueces y juezas que asumen la dignidad de su función superan las presiones y proceden como deben hacerlo.

 

ESPERANZA RANAS

 

Queda mucho todavía por conseguir. Pero estamos en el principio del camino hacia la limpieza politica. Y por eso llora, Esperanza.

Lo proclamo yo. Chema Tante

CHEMA TANTE