Buscar
03:53h. Domingo, 05 de abril de 2020

Nos gobiernan los imbéciles, Frédéric Lordon en LE MONDE DIPLOMATIQUE y OBSERVATORIO DE LA CRISIS

 

FRASE LORDON

Más claridad frente a tanta " comunicación" profesionalmente tramposa... dice Federico Aguilera Klink, al destacar este concluyente artículo de Frédéric Lordon en LE MONDE DIPLOMATIQUE y OBSERVATORIO DE LA CRISIS. Lordon escribe desde Francia, pero lo que larga es aplicable a muchas partes, reino de Felipe el último incluído. Imbéciles, idiotas, totorotas, toletes... se les puede llamar de muchas maneras. Y, con mucho criterio, dice Lordon que a lo mejor llamarles así sea indulgente y haya que llamarles algo más. Pues yo, Chema Tante, no voy a esperar para llamarles  ese algo más: asesinos. Asesinos, sí, porque sus robos y recortes han matado mucha gente. Mucha, muchísima más que la que ahora es víctima de este pandemonium coronavírico. ¿Están por ahí, Juan Carlos, Aznar, Rajoy, genuflexo Clavijo? Antes, lo normal era que mandaran bandidos sinvergüenzas, pero ahora, además son eso, descerebrados y asesinos. Y gente como Gandhi o Facundo Cabral decía que la culpa era de quienes les votaban. Pero no, La culpa la tiene la oligarquía, que manda a la prensa que compra a difundir las mentiras que le interesan. Ahora se comprueba de qué parte estaba la razón. Si en la de quienes defendemos lo público y denunciamos las patrañas neoliberales o de la de ese gentuallo que se ha pasado años pontificando sobre las excelencias de la gestión privada. Un estupendo artículo de Lordon, que está, como mucha gente, justamente cabreado.

 

La destrucción de un servicio público, perseguido implacablemente por todos los liberales que han estado en el poder durante treinta años, ha llegado a un grado de desprestigio sin precedentes con la camarilla de Macron-Buzyn-Blanquer-Pénicaud y a todos sus miserables gerentes. 

El asesinato institucional de los servicios de salud pública – es el momento donde la palabra brutalidad adquiere todo su cruel significado. En diciembre de 2019, una pancarta de los trabajadores hospitalarios decía: «El Estado cuenta los centavos, nosotros vamos a tener que contar los muertos». Ahora estamos en ese macabro conteo.

Por el momento decimos «imbéciles», pero no nos equivoquemos: puede que esta palabra sea muy indulgente. Quién sabe si pronto diremos algo más.

https://observatoriocrisis.com/2020/03/20/nos-gobiernan-los-imbeciles/

https://blog.mondediplo.net/les-connards-qui-nous-gouvernent

FRÉDÉRIC LORDON RESEÑA

le monde diplomatique

OBSERVATORIO DE LA CRISIS

MANCHETA 10