Buscar
03:37h. Miércoles, 26 de febrero de 2020

PIN y PON, o cómo jugar al respeto y a la libertad unidireccional y totalitaria, Sandra Iriarte en CONTRAINFORMACIÓN

 

frase iriarte

Contundente y documentado alegato con el que Sandra Iriarte, desde CONTRAINFORMACIÓN, se une al clamor que protesta y condena la aberrante iniciativa del Pin Neandertal, ese torpedo que VOX, con el concurso del Pp, lanzan contra la línea de flotación de la Escuela Publica y la formación env alores ciudadanos.

Ahora pensemos en la infancia (con sus penes, micropenes, sus vaginas o con el cuerpo que tengan, pero también sus emociones, ideas y deseos propios). Se tardaron 11 años más en reconocer que el género humano incluía a la infancia, a las niñas y niños sin derecho a votar y por lo tanto, según la lógica de la democracia representativa, sin derecho a elegir a las y los gobernantes para que tomen decisiones por ellas. Pues bien, este nuevo documento de consenso que representa la Declaración Universal de Derechos del Niño, establece en su punto 7: “El niño tiene derecho a recibir educación, que será gratuita y obligatoria por lo menos en las etapas elementales. Se le dará una educación que favorezca su cultura general y le permita, en condiciones de igualdad de oportunidades, desarrollar sus aptitudes y su juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social, y llegar a ser un miembro útil de la sociedad. El interés superior del niño debe ser el principio rector de quienes tienen la responsabilidad de su educación y orientación; dicha responsabilidad incumbe en primer término a los padres. El niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreaciones, los cuales deberán estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación; la sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho”.

Todo el documentado alegato de Iriarte en CONTRAINFORMACIÓN

https://contrainformacion.es/pin-y-pon-o-como-jugar-al-respeto-y-a-la-libertad-unidireccional-y-totalitaria/

CONTRAINFORMACIÓN

sandra iriarte reseña

CGT

 

 

MANCHETA 15