Buscar
04:42h. Jueves, 12 de diciembre de 2019

El piso de Espinar (Beatriz Talegón Ramos)

BEATRIZ TALEGÓN PEQUEÑA

Beatriz Talegón es persona que no se calla lo que opina y que ha sido blanco de ataques  desde muchos lados, incluyendo a gente de Podemos. Es más. Como recuerda ella misma, también ha cuestionado a menudo al propio Podemos. Y esta circunstancias,de su sinceridad y de su probada distancia a a organización de Ramón Espinar, hace más interesante este artículo que dedica a reflexionar y a concluir su defensa del senador que ha sido el blanco fácil de una campaña de desprestigios absolutamente demencial. El artículo de Talegón en DIARIO 16, señalado por Tigotan Guanche desmenuza los detalles de la operación de venta del piso de Espinar, empezando por una cuestión capital, insidiosamente mal informado: el piso no es de protección oficial, sino "una Vivienda de Protección Pública, y de manera concreta, dentro del plan de Vivienda Joven. Parece lo mismo pero no lo es, hay grandes diferencias. Como los requisitos exigibles al solicitante, así como las condiciones de acceso y venta posterior"

ramón espinar

Los dos párrafos finales del texto de Talegón conforman toda una lección de ética comunicacional. Esa ética que está siendo violada de manera impenitente en este estado de derecha que sufrimos:

"Sirvan estas líneas para tratar de hacer justicia, para poner el foco también sobre la necesidad de una prensa libre y responsable que no haga el juego de enredar en los procesos democráticos ni en la acción política. Va siendo hora de personas valientes que hagan uso de la ética en todos los ámbitos de la vida. Los políticos por supuesto, pero todos los demás también. Es cuestión de establecer unos códigos de conducta que rijan para todos en nuestra sociedad."

"Es momento de que los medios de comunicación asuman su responsabildad en toda la crisis que estamos sufriendo actualmente respecto del sistema político y del debilitamiento de la democracia. Porque no es lo mismo informar que tratar de formar una opinión. La diferencia es abismal y en ella radica la profesionalidad de un periodista. Igual que la ética para la validez de un político."

http://diario16.com/el-piso-de-espinar/

 

BEATRIZ TALEGÓN RESEÑA