Buscar
16:34h. Viernes, 22 de noviembre de 2019

El regalo de cumpleaños de Juncker: 1 millón de firmas contra el # TTIP

Bruselas, 9/12/2014. El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker ha recibido hoy a las 13 horas un regalo de cumpleaños muy especial: 1 millón de firmas en contra de los tratados de libre comercio que está negociando la Comisión Europea con Estados Unidos y Canadá, el TTIP y el CETA.

El regalo de cumpleaños de Juncker: 1 millón de firmas contra el # TTIP

Bruselas, 9/12/2014. El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker ha recibido hoy a las 13 horas un regalo de cumpleaños muy especial: 1 millón de firmas en contra de los tratados de libre comercio que está negociando la Comisión Europea con Estados Unidos y Canadá, el TTIP y el CETA.

Estas negociaciones, que están siendo ampliamente criticadas por organizaciones civiles y políticas, debido a la ausencia de transparencia, puesto que la mayor parte de los documentos y las reuniones secretas, y a la limitadísima participación de las organizaciones sociales. Siendo más del 90% de las reuniones de la Comisión con multinacionales, según Florent Marcellesi, portavoz de EQUO en el Parlamento Europeo. 

Según Marcellesi, que ha acudido hoy al acto de protesta organizado en Bruselas frente a la sede de la Comisión, ha dicho que “vamos a combatir cualquier tratado comercial que ponga por delante los intereses de las multinacionales, a los derechos de las personas. En Bruselas conocemos muy bien a los lobbies y la presión que están haciendo para que salga este tratado. Sin embargo, lo último que necesitamos es que la Comisión de Juncker venda la soberanía europea a cambio de promesas de empleo y crecimiento. No queremos el TTIP, ni que se haga política desde la opacidad y el secretismo. El TTIP es dar más poder a quien más tiene”.
La oposición al TTIP y al CETA se sustenta sobre el poder sin precedentes que pueden adquirir las empresas multinacionales en detrimento de los derechos laborales, ambientales y civiles, que atacaría directamente el Estado de derecho que conocemos. 
Uno de los puntos más espinosos del TTIP, es el hecho de que permitiría a los gobiernos ser demandados por las empresas multinacionales ante juntas arbitrales privadas, si sus leyes o políticas dañan las expectativas de ganancias de una empresa multinacional. 
Organizaciones civiles y políticas unidas en la Plataforma STOP TTIP, a la que pertenece EQUO, ha hecho entrega hoy de más de un millón de firmas de personas recogidas entre la ciudadanía europea  en un acto de protesta al que se han sumado personalidades de la intelectualidad crítica como Susan George, fundadora de ATTAC, y numerosos eurodiputados de Los Verdes y la Izquierda Unitaria.