Buscar
14:51h. Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

D

 

defraudadores

Ingeniosa manera en que Padylla, desde LA OPINIÓN y LA PROVINCIA, de recordarnos que, cada uno en función de la magnitud de sus ingresos, tanto el ministro fallido como el astro futbolero son unos granujas que se escaquean de pagar los impuestos que les corresponde. Cosa que no es ninguna bobería, como suele pensar la gente, porque esos cientos de miles y millones de euros que se maman estos bribones son los que se necesitan para escuelas, hospitales y para cultura y para que los niños y las niñas puedan hacer deporte, en lugar de mirar a este gentuallo en televisión.