Buscar
sábado, 02 de julio de 2022 10:16h.

Santiago de Cuba: final de trayecto (Lucía M. Quiroga) Comenta Antonio Aguado

 

FIDEL MARTÍ

LUCÍA M QUIROGAYa le dieron tierra a Fidel. Ya se puede hablar de él en pasado, en el marco de la Historia. Porque, les guste o no a quienes no lo podían ni ver, Fidel ya ha pasado a la Historia con mayúscula, junto con el Che o Martí. Antonio Aguado comenta asunto de la crónica que Lucía M. Quiroga ofrece en PÙBLICO sobre la Caravana de la Eternidad que llevó a Fidel a la última etapa del camino que emprendió en Moncada.

Escribe Antonio Aguado:

antonio aguado peqFidel Castro dejó muchas más luces que sombras y éstas porque no le quedó más remedio que afrontarlas para que él y su revolución, no cayeran víctimas del inmenso poder yanqui, que no estaba dispuesto a que el ejemplo cubano se extendiera al resto de los países latinoamericanos, la mayoría autenticas dictaduras y sus títeres gobernantes puestos o quitados a conveniencia de Estados Unidos.

Lo cierto es que la revolución cubana, devolvió la soberanía y la independencia al pueblo cubano, que a diferencia de la mayoría de otros pueblos de la zona, ha podido vivir con dignidad y grandes avances sanitarios, educativos, sociales, culturales, deportivos, etc. y dando extraordinarios ejemplos de solidaridad y cooperación con otros pueblos, fundamentalmente los más deprimidos o azotados por desastres naturales (como Haití) o sanitarios, epidemias (el ebola en varios países africanos) , etc.

Son hipócritas las criticas vertidas a Fidel Castro por determinados políticos de países occidentales (entre otros el propio fascista Donald Trump), que se creen demócratas, pero que en la practica son todo lo contrario, siendo uno de los ejemplos más evidentes el de España y sobre todo los dirigentes del Partido Popular, organización política de derecha extrema, heredera del franquismo régimen que no condena y del que se nutre con muchos de sus militantes. Con su “democrática” mayoría absoluta en la pasada legislatura impuso leyes tan retrogradas e injustas como la Reforma Laboral, LOMCE (ley Wert),  la reaccionaria “Ley Mordaza”, etc.,  y contraviniendo las directrices europeas, continua manteniendo los injustos y dramáticos desahucios y las restricciones energéticas a familias humildes. Encima se atreven a decir que España con tantas injusticias e impotencia de los ciudadanos para combatirlas es una democracia. 

Salud(os). Antonio Aguado Suárez   

http://www.publico.es/internacional/santiago-cuba-final-trayecto.html

 

@Luciamquiroga