Buscar
09:56h. sábado, 24 de julio de 2021

está claro lo que pasa cuando se tropieza con la derecha en los juzgados: nada. No pasa absolutamente nada

Ventrílocuos del PP, David Torres en PÚBLICO

 

frase torres

Ventrílocuos del PP, David Torres en PÚBLICO analiza los últimos -que no únicos- esperpentos judiciales en el estado español. Lo señala el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado. Y yo, Chema Tante, tengo que decir que la justicia en el estado español, además de una injusticia es una burla a la dignidad de la gente. Resulta algo comparable al cinismo fúnebre de la justicia franquista. Aquello era más sangriento, por supuesto, pero el estilo abracadabrante de los razonamientos judiciales, es el mismo. Lo de la "burda falsificación que no constituye delito" a mí, me parece, salvando las distancias, parecido a lo de la "adhesión a la rebelión" que endilgaban los rebeldes a los leales. Un sarcasmo. Un alarde de caradurismo altanero de una justicia fanáticamente ideologizada.

Esta curiosa trompada de vectores, cuya suma da cero pelotero, ha vuelto a formar una especie de telaraña o nudo gordiano o cruce de autopistas este mismo martes, con la declaración de María Dolores de Cospedal en la Audiencia Nacional y la repentina operación policial contra José Luis Moreno, dos asuntos que en apariencia no tienen nada que ver y que, sorprendentemente, son el mismo asunto. José Luis Moreno, por si no lo recuerdan, es un célebre empresario y ventrílocuo que prestaba su voz a diversos muñecos: el Cuervo Rockefeller, Macario y Monchito. En sus actuaciones estelares, Moreno fingía largas y enrevesadas conversaciones con ellos, pero estaba claro que era él quien manejaba los hilos. Era un falso diálogo muy parecido al que ocurría en el PP, donde Bárcenas, tesorero y ventrílocuo oficial, hablaba a través de diversos tentetiesos, especialmente Don Mariano y Doña Finiquito en Diferido. Con Don Mariano, Bárcenas llegó incluso a mantener una amistad a través de mensajes telefónicos, algo realmente difícil para un personaje que por aquel entonces también hacía el papel de presidente del gobierno.

La rocambolesca conexión entre ambos ventrílocuos no suena tan descabellada cuando uno cae en la cuenta de que, en 2013, Bárcenas declaró haber recibido varias aportaciones millonarias en dinero negro por parte de José Luis Moreno.

Todo el atinado artículo de Torres en

https://blogs.publico.es/davidtorres/2021/06/29/ventrilocuos-del-pp/

david torres reseña

público

mancheta 34