Buscar
11:16h. Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Amores revoltosos en tiempos revueltos - por Chema Tante

 

1.-foto carlos eIris

Carlos, Julen e Iris

CHEMA TANTEEl columnista de La casa de mi tía Carlos Ortiz de Zárate se casa. No sería noticia si no fuera por la extravagancia  que lleva este hombre en las tripas y porque, Twitter y  http://carlos-ortizdezarate.blogspot.com.es/ han sido el lugar de encuentro.

Amores revoltosos en tiempos revueltos - por Chema Tante

 

El columnista de La casa de mi tía Carlos Ortiz de Zárate se casa. No sería noticia si no fuera por la extravagancia  que lleva este hombre en las tripas y porque, Twitter y  http://carlos-ortizdezarate.blogspot.com.es/ han sido el lugar de encuentro.

Ella, Iris, 42, sufría en sus carnes el desgarro de su tierra y de su proyecto de desarrollo local limpio y solidario,  en su  Táchira venezolano. Acababa de enterarse de que los recortes afectaban a la especialidad de Turismo, en la que ejerce como profesora y como investigadora. Ingeniero industrial y doctora en Economía, activa un potencial de desarrollo que actualmente desaprovecha Venezuela. Las autoridades habían decidido cerrar una especialidad necesaria para una “generosa” dotación presupuestaria; se va a malgastar dinero que escasea y se traicionan las ilusiones de las y los estudiantes.

Los interesados en más detalles pueden encontrarlos en

http://carlos-ortizdezarate.blogspot.com.es/search?q=Mi+primer+encuentro+con+Carlos

Ellos, Julen y Carlos, son dos viejos, el primero no sabe que es perro llevan diez años, siempre juntos, viven de la pensión y en aquellos momentos en los que Iris vivía el zafarrancho venezolano, ellos se dejaban mimar por El Duque y la familia que les había adoptado y por http://www.lacasademitia.es/articulo/cultura/siempre-nos-quedara-paris-carlos-ortiz-zarate/20160615050146055596.html ,

pero, Carlos sufría una neura porque había encontrado una plaza en el Alvia para viajar a Madrid el 24 de diciembre y no podía coger el billete por los problemas de comunicación entre RENFE y American Express y no podía utilizar otra tarjeta porque el programa no acepta tarjetas no registradas con la empresa física.

Así se conoció esta pareja, un flipe. Después vino Catarsis y casi sin darse cuenta, formaron un equipo, pese a las distancias y a las circunstancias, se sometieron a terapia de trío, Twitter Romance y avanzaron en el equipo. Han esperado 10 meses para encontrarse físicamente, lo hicieron hace una semana, desde entonces están de luna de miel y han enviado la invitación, porque quieren compartir su felicidad y esta es la invitación a la celebración del enlace.

Es otra extravagancia más. Es un sueño, una película. Ojala hubiera muchas más así.

Felicidades, compañera Iris, compañeros JUlen y Carlos y gracias por ilusionarnos en este “valle de lágrimas”

Chema Tante

3.-poster 2