Buscar
14:42h. Sábado, 19 de Enero de 2019

La Declaración y la práctica. En el setenta aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos (Alejandro Teitelbaum en ALAI y REBELIÓN)

 

FRASE TEITELBAUM

Yo, Chema Tante, sé muy bien que publicar este tipo de informaciones no hace crecer la audiencia de La casa de mi tía. Porque, y bastante magua que da, nuestras sociedades alegres y confiadas no son conscientes de que nuestros Derechos Humanos son brutalmente vulnerados, acá y en todas partes, pero el asunto no parece que cause demasiada irritación y no provoca mayores reacciones. Pero ahí seguimos, con ese grupo de personas esforzadas que no se resignan y sigue denunciando que, setenta años después, la Declaración de los Derecho Humanos que se firmara con tanto cacaramiento y a la que con cinismo supino se refiere mucha gente desaprensiva, sigue siendo papel, más que mojado, empapado. Francisco Morote, de Attac Canarias está en ese grupo esforzado a que me refería, igual que Alejandro Teitelbaum, cuyo artículo señala en ALAI Y REBELIÓN. Un articulo que habría que leer y asumir. Y conste que uso el condicional, movido por mi sangrante escepticismo.

Lo cierto es que la DUDH fue un compromiso positivo donde en forma de declaración (aunque posteriormente se ha sostenido el carácter vinculante de su contenido) figuran todos los derechos humanos de la persona, tanto civiles y políticos como económicos, sociales y culturales así como los recursos para hacerlos valer.

https://www.alainet.org/es/articulo/197094

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=250167

ALEJANDRO TEITELBAUM RESEÑA

MANCHETA 8