Buscar
07:39h. martes, 28 de septiembre de 2021

Los asquerosos mensajes identificados como la semilla del odio pueden no ser tanto la causa como el efecto

Doblan por ti, Elisa Beni en EL DIARIO

 

frase beni

Elisa Beni en EL DIARIO, Interesante reflexión que señala el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado. Y yo Chema Tante, coincido mucho con lo que dice Beni. Es más que probable que la ola de violencia desplegada contra determinados colectivos indefensos, homosexuales, migrantes, mujeres, no sea consecuencia del discurso del odio que lanza continuamente VOX, sino que VOX aprovecha una realidad social existente. Pero eso, como dice Beni, no les exime de responsabilidad.  Y añadiré, no obstante, que esa realidad social que existe y hace mucho daño, no es un reflejo de lo que pensamos la mayoría. Son una minoría, pero bestial.

Veo algún gatillo fácil en la respuesta. Algunos lo atribuyen directamente al discurso político de la ultraderecha que, efectivamente, cultiva en sus asertos el normativismo sexual, la criminalización de las diferentes etnias, el desprecio al extranjero o al diferente y el encumbramiento del buen macho español de derechas. Me gustaría apuntarme al carro pero me temo que el fenómeno puede no ser tan directo y, por contra, puede resultar invertido. Es posible que Vox solo esté recolectando y avivando y abonando algo que ya ha detectado como vivero de votos pero que se encuentra en parte de la sociedad. 

Me lleva a plantearme esta posibilidad la convicción de que la vieja teoría de la aguja hipodérmica de Laswell hace tiempo que quedó superada, igual que la de la bala mágica. Son las teorías de los impactos directos de los mensajes en la audiencia, las que al inicio de las ciencias de la comunicación pensaban que inyectar de forma masiva un mensaje determinado en la población iba a provocar efectos concretos, homogéneos e inmediatos en amplias capas de la población. Esto es, esquemáticamente, lo que en el fondo defienden los que postulan que el mensaje de Vox es la causa de estos comportamientos y no el reflejo, que es lo que sugiero yo. Eso no les exime de responsabilidad. Nadie que intente aprovecharse dando alas o siquiera tolerando las conductas sociales más abyectas lo está.

 

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/doblan_129_8283945.html

ELISA BENI RESEÑA

el diario

 

mancheta 37