Buscar
17:57h. Domingo, 19 de Noviembre de 2017

Francia: El minué de Calais (Guadi Calvo)

 

MACRON Y LOS LIBIOS

Macron con Fayez al-Sarraj y Khalifa Haftar, dos líderes libios que no son contendientes.

guadi calvoEn artículo en ALAINET que recomienda Francisco Morote, de ATTAC Canarias, Guadi Calvo comenta sobre otra de las mil vilezas de los gobiernos de los estados de la Unión Europea. Esta vez, hablamos de Francia, pero son todos los gobiernos felones, con el del estado español a la cabeza, como no, quienes eluden su deber, humanitario y legal de asistir a las personas refugiadas de la violencia o el hambre. El pillo de Macron intenta escabullirse del mandato del Consejo de Estado de Francia, que le obliga a construir establecimientos dignos para acoger en Calais a las decenas de miles de personas migrantes que se han quedado apresadas en el atolladero de la indiferencia europea. Esta desgracia de la democracia llamada Macron -"el que salvó a Francia y Europa del fascismo de Le Pen", no me lo pierdan- quiere remediar el problema del éxodo libio en origen. Pero no acepta la auténtica solución, la lógica y la justa, que sería recomponer la situación violenta, cesando en el saqueo de los recursos del país norafricano, sino, otra vez, con lo único que saben hacer los liberales. Con más represión y más controles.

Con el clásico humanismo que se ha propagado por los últimos presidentes franceses Macron declaró: “La idea es crear puntos de control para evitar que la gente tome riesgos enormes, cuando no todos son elegibles para el asilo. Vamos a ir a buscar a esta gente”. Y aunque muchos de sus socios europeos no están de acuerdo con la idea Macron confirmó que Francia si lo hará, una vez cubiertos los problemas de seguridad. Hay que tener cuentan, que son cientos las bandas armadas que pululan por todo el país, a la “caza” del migrante para robarlo, venderlos como esclavos o mercancía para los traficantes de personas.

Dicho en buen romance se levantaran campos de refugiados, que en pocos meses alojaran miles de personas de todas partes de África y muchos países asiáticos que serán sometidos a una espera que será eterna.

El anuncio de Macron se produjo días después de haber recibido en Paris a los dos hombres con más poder en Libia, Fayez al Sarraj, impuesto por la U.E. y el general Hafta, que acordaron un alto el fuego y un llamado a elecciones para el próximo año, cuyo ganador será el hombre que clausurará cualquier esperanza a quienes intente llegar a Europa desde los puertos libios.

http://www.alainet.org/fr/node/187324

GUADI CALVO RESEÑA