Buscar
lunes, 04 de julio de 2022 00:00h.

La flamante terminal de contenedores de Santa Cruz de Tenerife tarda casi dos meses en recibir su primer barco

Es sabido que el puerto de Santa Cruz de Tenerife culminó en marzo la ampliación que duplica su capacidad y que, de manera contundente, evidencia la colosal mentira que se le hizo tragar a la Unión Europea para que aprobara la construcción de un puerto en Granadilla, "porque la capacidad portuaria de la isla de Tenerife estaba colmatada". Pero el marasmo del tráfico portuario ha llegado a tal punto que se ha tardado casi dos meses para que llegara el primer buque.

Es para dar gritos de ira, porque se van demostrando las falacias, y no pasa nada. La arribada a la nueva terminal TCT del buque Spica evidencia varias cosas. La primera y más grave, que el puerto se podía ampliar, que no era cierto el argumento que se presentó para la construcción del de Granadilla, que no solamente el puerto de Santa Cruz de Tenerife se podía ampliar, sino que puede acoger "los mayores portacontenedores del mundo". La segunda es que el puerto languidece, que no era cierto que hubiera demanda de tráfico insatisfecho. Dos meses, para que llegaran los primeros tristes cien contenedores. La tercera, que, al parecer definitivamente, el puerto tinerfeño ha perdido su posibilidad de trasbordo de contenedores. La cuarta, pero no menos importante, que la construcción del puerto de Granadilla no servirá para otra cosa que para instalar, si se instala, la fatídica regasificadora y atender los tres o cuatro gaseros anuales que serán necesarios para suministrar ese combustible tan fósil, contaminante, caro y peligroso como el petróleo.

Y la conclusión final de todo esto es la comprobación desoladora de que estamos gobernados, en las islas y en el estado, por unos bergantes.

http://www.laopinion.es/tenerife/2013/04/16/puerto-comienza-estibar-desestibar-grandes-barcos/470306.html

http://www.diariodeavisos.com/llega-primer-barco-nueva-terminal-contenedores-tenerife/