Buscar
08:47h. Domingo, 17 de noviembre de 2019

La XXI Escuela de Verano de Canarias continúa con notable éxito su apuesta por el fortalecimiento de la enseñanza pública

Reivindicar la Escuela Pública como el mejor modelo de formación, inclusión, compensación de desigualdades y motor de cambio hacia una sociedad más justa es uno de los objetivos del foro. Lo informa SAN BORONDÓN
La XXI Escuela de Verano de Canarias continúa con notable éxito su apuesta por el fortalecimiento de la enseñanza pública

Reivindicar la Escuela Pública como el mejor modelo de formación, inclusión, compensación de desigualdades y motor de cambio hacia una sociedad más justa es uno de los objetivos del foro

SB-Noticias.- El docente y sindicalista Manuel Marrero Morales, partícipe de la organización de la XXI Escuela de Verano de Canarias, explicó en Canarias día a día de Radio San Borondón que la celebración de este acontecimiento docente está transcurriendo con éxito y con un nivel de participación destacado porque quienes asisten al foro verdaderamente comparten el lema escogido para este año “Nos ilusiona la escuela pública canaria”.

Manuel Marrero dijo que entre los objetivos de la Escuela de Verano se encuentran el poner en valor el modelo educativo y social de la Escuela Pública Canaria, propiciar un foro de encuentro y debate de profesorado, alumnado y familias, con presencia de colectivos sociales, culturales y lúdicos…, en torno a la realidad de la Educación Pública Canaria, analizar las políticas educativas que se están desarrollando en Canarias, intercambiar experiencias de “buenas prácticas” en la Educación Pública Canaria, impulsar colectivos y grupos de trabajo o reivindicar la Escuela Pública como el mejor modelo de formación, inclusión, compensación de desigualdades y motor de cambio hacia una sociedad más justa. 

Para el prestigioso docente y sindicalista, esta celebración tras una larga etapa de parón, es un verdadero brote verde para nuestra sociedad, dicho lo cual explicó con esta apuesta se ha visualizado la recuperación del espíritu renovador de quienes se dedican a ejercer la docencia en muchos centros educativos de las islas.

Dijo que se han vivido dos jornadas espléndidas, con intervenciones magistrales por parte de las personas encargadas de llevar a cabo diferentes ponencias, pero no se deben olvidar los magníficos talleres y actividades complementarias, los cuales están contando con una altísima participación por parte de los asistentes.

Desde su punto de vista, una de las claves del éxito de estas jornadas radica en que los asistentes tienen claro que forman parte de un foro del que tienen que ser partícipes “hablando y escuchando, escuchando y hablando” porque de lo que se trata es de intercambiar experiencias con el resto de personas, puesto que no se trata de escuchar solamente a gente docta que tiene mucho que decir, sino que tienen que ofrecer sus experiencias prácticas de cada día al resto, para crecer todos juntos, porque así se construye escuela pública, enraizada en el medio.

Destacó que las jornadas concluyen con la celebración de un festival. En este caso, el de este miércoles estuvo dedicado a las raíces canarias, a nuestro patrimonio, desde el intangible, como el silbo gomero, la lucha canaria o el salto del pastor, a nuestra literatura, razón por la que se rindió un más que merecido homenaje al Premio Canarias de Literatura, Arturo Maccanti.