Buscar
04:19h. Jueves, 19 de septiembre de 2019

Un pueblo atlántico sin fronteras. (Antonio González Viéitez en SOMOS NADIE y EL DIARIO)

 

FRASE VIEÍTEZ

El SOMOS NADIE del puntal Juan García Luján y EL DIARIO ofrecen este notable artículo con el que Antonio González Vieítez demuestra que, para Canarias, ser nación de paz es, además de un deber humanitario, una necesidad de supervivencia, social y económica. Canarias no tiene ningún futuro en un escenario de guerra y la grey canarii lo sabemos muy bien. Por eso rechazamos que nadie quiera imponernos ser plataforma bélica de agresión, llámese esa plataforma OTAN o AFRICOM o lo que sea. Y, por tanto, yo, Chema tate, proclamo que las propuestas en ese sentido , como la que acaba de formular el ridículo vociferante presidente del partido mal llamado popular son auténticas agresiones a nuestra economía y a nuestra concepción del mundo. 

Una sociedad abierta, con una imperiosa necesidad de intercambiar es imposible con fronteras infranqueables, con muros, con “cordones sanitarios”…

Y esta fue la razón por la que ya Fernando El Católico, nada menos que en 1528, dispusiera “que gocen [de la Franquicia] así los vecinos y moradores de la isla [Gran Canaria]…como a otros...de cualquier nación, reinos o señoríos...que vinieren a cargar, descargar, vender, tratar y contratar...”

El Real Decreto de Bravo Murillo de la Declaración de Puertos Francos, más de tres siglos después (1852), así como el primer REF (1972), no hicieron otra cosa que ratificar el Fuero Canario.

Incluso cuando la incorporación de España a lo que entonces era la Comunidad Económica Europea  (1986), Canarias se “integra” mediante un Acuerdo Especial de Derecho Primario Europeo (el Protocolo Dos), que reconocía que Canarias quedaba fuera de la Unión Aduanera Comunitaria. Cierto es que, por cuestiones que ahora no vienen al caso, se deroga el Protocolo Dos y Canarias entra de lleno en la Unión Europea (1991). Incluso así, de facto y en la práctica, las libertades comerciales permanecieron. Y es que la realidad se volvía a restablecer. Porque imponer fronteras a los intercambios de todo tipo en una sociedad extrovertida, es y será siempre un contrasentido.

Antes de opinar sobre esta cuestión, es obligado leer completo el documentado, argumentado y lúcido artículo de Gonzalez Vieítez en:

https://www.eldiario.es/canariasahora/canariasopina/pueblo-atlantico-fronteras_6_858524155.html

https://www.eldiario.es/canariasahora/canariasopina/pueblo-atlantico-fronteras_6_858524155.html

 

ANTONIO GONZÁLEZ VIEÍTEZ

 

 

MANCHETA 9