Imprimir

Adolfo Padrón: "Podemos apostó demasiado pronto por el asalto al cielo"

lacasademitia.opennemas.com | 01 de abril de 2016

ADOLFO PADRÓN BERRIELSB-Noticias.- Entrevista a Adolfo Padrón, docente, sidicalista y miembro de Podemos en la que opina de la situación política actual, de las alternativas de pacto de gobierno con el PSOE, el papel de los partidos tradicioanles PP y PSOE, la campaña contra Podemos, el desencanto que la formación morada ha causado en muchas personas..

Adolfo Padrón: "Podemos apostó demasiado pronto por el asalto al cielo"    

SB-Noticias.- Entrevista a Adolfo Padrón, docente, sidicalista y miembro de Podemos en la que opina de la situación política actual, de las alternativas de pacto de gobierno con el PSOE, el papel de los partidos tradicioanles PP y PSOE, la campaña contra Podemos, el desencanto que la formación morada ha causado en muchas personas...

Afirmó, entre otras cosas que Podemos apostó demasiado por el camino rápido, por el camino del asalto al cielo y en esa apuesta se olvidó de que primero es necesario construir tejido social,  porque la situación de Podemos sería otra muy diferente si, al tiempo que se miraban las encuestas y la posibilidad de llegar a las instituciones, no se hubieran descuidado ni un ápice la construcción del tejido social

 ¿Cuándo pedirán perdón, en este país los que nos han llenado de corrupción y que han silenciado toda la memoria histórica?

Me temo que la expresión pedir perdón queda fuera del vocabulario que manejan quienes, hasta este momento, han sido encumbrados como representantes del Pueblo, de la ciudadanía, mucho tienen que cambiar esas cámaras de representación para que expresiones como esa sean de uso cotidiano.

¿Qué te parecen estos “partos” de investidura? Esta vergüenza de ver cómo el PSOE intenta engañarnos con traernos un cambio o un reformismo al más puro estilo Felipe González  o cómo pretende el PP hacerse pasar por el adalid contra la corrupción? ¿Y la evolución de la dirigencia política mundial hacia la ultra derecha?

Vivimos momentos convulsos y el término convulsos quizás no sea suficiente para definir lo que está pasando y da la sensación, además, de que son tiempos casi apocalípticos a juzgar por las imágenes que los medios nos colocan ante la retina, imágenes que por cierto, tengo la impresión de que consiguen más una manipulación emocional de las personas que nos sentamos ante esos medios que una reacción efectiva y lógica por parte de la ciudadanía, lo digo tanto por lo que hemos estado viendo en las últimas semanas en relación al pacto de la vergüenza y al sufrimiento de millones de personas ya, que huyen de la barbarie en Oriente Próximo como al tratamiento que ahora mismo se hace, por enésima vez, de un acto terrorista que no es casual, que tiene mucho que ver además con el nuevo orden que los gobiernos occidentales y también los gobiernos europeos han propiciado.
Y la misma sensación respecto a lo que está ocurriendo en nuestro estado; en un momento en el que efectivamente es mucho lo que está en juego, fundamentalmente nuestras propias condiciones de vida, sin embargo, tras unas elecciones, han pasado tres meses y aquí parece que cada cual juega su partida de póker en base a los intereses de su propio partido más que en base a lo que debería ser su responsabilidad, que es representar a los ciudadanos y ciudadanas, de verdad que es un momento difícil y no deja de ser, a pesar de que ya uno se curte un poco en la visión de lo que está ocurriendo, no deja de ser asombroso.

¿Qué podrías decirnos de la campaña contra Podemos? 

La campaña contra Podemos es espectacular; Podemos surgió como un soplo de aire fresco en la política, generó un movimiento importantísimo en las conciencias y sobre todo en la ilusión de muchísimas personas en este país y creó también dinámicas empáticas en muchísimos otros lugares del planeta, sin embargo, ha sido fruto también de una deriva realmente preocupante, que creo que además lo coloca en una situación de debilidad en relación a cómo se manejan los hilos en este sistema político.

Podemos ha cometido errores, también ha cometido aciertos, los primeros, colocar en el punto de mira, justamente las maneras de construir políticas que se venían desarrollando con normalidad en este país y que permitían cuestiones como las que ahora nos asombran, esos niveles de corrupción, esos niveles de malversación de lo que pertenece a todos, esos niveles de impunidad con el que se ha venido actuando, esos niveles de manipulación de la legislación para conseguir esa impunidad… Eso colocado sobre la mesa ha sabido catalizar el enfado y la rabia de millones de personas que no entendían cómo se acababa con sus condiciones de vida y encima se les pedía que lo entendieran; sin embargo cuando Podemos decidió constituirse como organización política, eligió un modelo y ese modelo empezó a fallar desde el principio por no ser consecuente con lo que prometió; lo cierto es que era difícil crear una organización de la nada y basarla en la participación horizontal, cuando la propia población no está acostumbrada a participar más allá de la emisión de un voto.

Quizás se apostó demasiado por el camino rápido, por el camino del asalto al cielo y en esa apuesta se olvidó que primero es necesario construir tejido social, digo esto como previo, porque creo que la situación de Podemos sería otra muy diferente si, al tiempo que se miraban las encuestas y la posibilidad de llegar a las instituciones, no se hubieran descuidado ni un ápice la construcción del tejido social; en este momento Podemos sufre una carga inusitada por parte de los Mass Media que funcionan bajo nómina de los poderes económicos, que son los propios poderes económicos, pero esa carga que está sufriendo no tendría el efecto que está teniendo si la estructura interna fuese todo lo sólida que tendría que haber sido.

Dicho esto, creo que lo cortés no quita lo valiente, y Podemos sigue siendo una herramienta de cambio, en este momento probablemente la más importante que tenemos, y también que necesita una reflexión acuciante; la medicina necesaria para combatir determinados síntomas de su enfermedad, ahora mismo se llama confluencia, esa confluencia tiene que ser un valor puesto en práctica de manera sincera e inmediata hacia el interno y hacia el externo, no ya como fuerza hegemónica sino como fuerza convencida y responsable de que hay que cambiar estos mimbres y para eso necesita consolidarse con todos y con todas.

Sobre los pactos con PSOE ¿Debería Podemos pactar con el PSOE que representa como el que más y defiende la continuidad del sistema capitalisma-corrupto y por qué?

En principio era muy difícil conseguir el asalto al cielo con las reglas del juego que estaban establecidas: la ley electoral, la forma en que se reparte la representación en las cámaras… pero se entró en ese juego a sabiendas de que era complicadísimo, que íbamos a tener una presión mediática importante… Y los resultados fueron los que fueron, los que llevaron a Podemos a tener que modificar no sólo su discurso sino su estrategia y por desgracia hacerlo, además (esto visto desde fuera), con tanta rapidez y con tanta frecuencia que en muchas ocasiones lo que se ha conseguido ha sido una verdadera confusión incluso entre sus propios votantes y personas más cercanas.

En el caso de posibles alianzas con el partido socialista, el partido socialista al convertirse en la segunda fuerza más votada, consiguió ocupar ese espacio de centralidad que Podemos creía que podía conquistar, consiguió colocarse en un lugar del tablero en el que cualquier pacto de cambio, o posibilidad de cambio en este país pasaba por contemplar alianzas con el partido socialista, y yo entiendo que Podemos lo que quiso, o entendió que era posible, era tirar de los sectores más consecuentes del propio partido socialista, que ellos allegados con su historia, con su definición ideológica, muy guardada en el baúl de los recuerdos por cierto.
Desgraciadamente existen muchos partidos socialistas y uno de ellos, lo conocemos muy bien de la mano de los lobbies de los isidoros, el señor Felipe Gonzáles, los lobbies de los que están apoltronados en las grandes corporaciones financieras, los lobbies de los llamados barones, en muchísimas de las comunidades autónomas, empezando por su fortín Andalucía.

Frente a esa situación, creo que Podemos, bien por ingenuidad, bien por un pecado de soberbia, bien por no tener muy claro cuál era su papel, creo que tampoco supo jugar las cartas adecuadamente, sirvió al partido socialista, o a esos sectores del partido socialista, les sirvió un argumentario que posibilitaba que el PSOE jugara su propia partida, en este caso buscarse un socio por la derecha, que no es más que un nuevo partido popular cambiado de imagen, incluso en algunos casos mucho más conservador y mucho más escorado a la derecha que el propio partido popular.

En este momento, complicado lo tienen las fuerzas progresistas, complicado lo tiene la ciudadanía puesto que sigue pasando el tiempo y cada día que pasa, más sensación tiene uno de que las opciones se cierran o finalmente no nos terminan convenciendo, entre quienes me incluyo porque a mí desde luego no me convencen, pero lo que se intenta es convencer a la ciudadanía de que la única salida posible, es esa coalición, esa gran coalición a la alemana, de las fuerzas llamadas entrecomillas responsables, que en definitiva quiere decir que están dispuestas a asumir el catecismo neo-liberal y todas las medidas que las corporaciones europeas y financieras trasnacionales quieren imponernos, continuar con la pérdida de derechos en definitiva, pues parece ser que esa es una de las opciones que cada día gana más puntos.

La otra es elecciones anticipadas que no cambiarían mucho el espectro de las cámaras de representación o quizás una tercera que yo no descartaría que se esté valorando que es la de permitir por parte de Podemos un gobierno entre Ciudadanos y partido socialista, quedándose al margen y eso sí colocando sobre la mesa algunos mecanismos de control, que si bien no comprometerían a Podemos le permitirían al menos asegurar que la deriva de ese gobierno no va a ser tan descaradamente hacia la derecha como lo seria en el caso de una gran coalición a la alemana

¿Cuál de esas tres?

Dependiendo de lo que venga ocurriendo los próximos días, dependiendo de las próximas encuestas y de cómo éstas se cocinen, dependiendo del propio itinerario que decida recorrer Podemos en su interno y de cómo plantee sus relaciones con otras fuerzas progresistas que ahí están; el momento es delicado porque se torpedea directamente a Podemos pero también es cierto que no se han cuidado adecuadamente las relaciones, por ejemplo de confluencia en las diferentes comunidades, y porqué no decirlo, para empezar en canarias donde ni siquiera se contemplaron. Creo que es un momento delicado, hay muchos factores que pueden determinar hacia donde tome giro esta situación, pero creo que fundamentalmente son esos tres, los que humildemente he puesto sobre la mesa y acabo de decir.

¿A qué se debe y cómo se podría evitar el desánimo de gente muy válida? 

Yo también fui preso de esa misma sensación y desilusión en relación a Podemos, que se configuró como esa simiente de esperanza y de cambo real en esta sociedad y sin embargo ha decepcionado efectivamente a muchísima gente; de cualquier manera, todos tenemos derecho a seguir nuestros propios procesos incluso de desilusión, de poder apartarnos del acontecer cotidiano, de la política, de la acción sindical, del activismo… pero los tiempos no están para demasiados llantos, uno debe buscar el espacio en el que ocuparse, un espacio desde el que poder construir y en el que esperar que las cosas mejoren, que de verdad empecemos a emprender esas fábricas de amor… que se construyan con amor y para que sean capaces definivamente de elaborar productos amorosos, deberían funcionar con muy buenos condimentos y con muy buenas herramientas; no hacerlo así ha sido el principal error creo.

Hay muchísima gente que en efecto se acercó a una organización como Podemos escopeteadas de experiencias anteriores, convencidas de que esta era por fin la oportunidad de construir algo diferente y que ha salido defraudada, pero yo creo que también hay que entender que estamos ante un proceso absolutamente nuevo, que hay que pagar errores, que hay que reconocer esos errores y enmendarlos, no sé si será posible a corto plazo, lo que si se es que muchísima gente aunque no se siente retratada por unas determinadas siglas como en este caso Podemos o en su momento Izquierda Unida, si que sigue estando preocupada y queriéndose ocupar en transformar esta sociedad y que, de alguna manera, nos seguiremos encontrando, creo que es un momento en el que además, no va a ser de otra forma, podrá ser ahora, podrá ser dentro de cuatro años, pero yo prefiero creer en ello.

En el caso de Podemos había que hacer un esfuerzo por reconocer hacia lo interno y hacia las organizaciones a las que tienes que considerar compañeras de viaje, un esfuerzo por recomenzar desde la humildad, desde el reconocimiento de los errores y abriendo otra vez puertas a la participación, al inclusivismo, eso se ha descuidado.

Si no es así, si no se entiende de esta manera, lo que puede ocurrir es que el tren te pase por encima, ya lo estamos viendo en Catalunya donde definitivamente las confluencias pueden empezar a andar solas, por su cuenta y creo que sería un error que Podemos se diluya al margen de esas experiencias tan necesarias, creo que no debe ser, por eso insito en que el término hegemonía hay que dejarlo a un lado, pero sí la responsabilidad hay que colocarla sobre la mesa y entender precisamente que la función de Podemos en este momento es convertirse en un catalizador de esa unidad, un catalizador de esta confluencia en todos los territorios, empezando por el nuestro.

http://www.sanborondon.info/content/view/71659/1/

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/politica/adolfo-padron-podemos-aposto-demasiado-pronto-asalto-cielo/20160401105059052758.html


© 2019 La casa de mi tía