Imprimir

Condenemos la violencia, venga de donde venga - por Chema Tante

lacasademitia.opennemas.com | 17 de octubre de 2019

 

frase tante 2

 

Condenemos la violencia, venga de donde venga - por Chema Tante *

La violencia -nocturna, aislada, localizada y sobre las cosas, por una parte y la de día y noche, generalizada y sobre las personas, por la otra- que estamos viendo en las ciudades catalanas estos días destroza el alma a quienes creemos que la violencia no soluciona nunca nada y solamente genera más violencia. Y a los hechos me remito.

Cuando hace ahora dos años se generalizó,  al grito bellaco del “a por ellos”, la ofensiva  contra quienes solamente quieren expresar su pensamiento, escuché a un policía decir que estas cosas solamente se arreglan con la fuerza. Pues no. La rudeza que aplicaron, sin necesidad ninguna, los elementos policiales sobre población civil inerme no ha arreglado nada ni ha mitigado en absoluto ningún ardor soberanista. Todo lo contrario. Las masas en Cataluña siguen clamando por la libertad y por el diálogo. El soberanismo y el derecho a decidir continúan siendo defendidos por muchos cientos de miles de personas. No podemos saber cuántas, exactamente, porque no dejan hacer una consulta que, sin vincular a nadie, aclararía las cosas. 

Pero lo que sí sabemos es que la inmensa mayoría de las personas que en Cataluña expresan su voluntad soberanista y su protesta por una sentencia abusadora, lo han hecho en paz. Los siempre condenables hechos de vandalismo, por espectaculares que parezcan, son limitados y perpetrados por un número limitado de gente. UUn número limitado de gente que no se percata de cuánto daño hacen a la libertad. O a lo mejor si que se percata, al menos algunos.

Ahora, tras dos años en que la policía ha actuado contra la gente sin clemencia; tras dos años de ver a honrada gente política vejada y maltratada en las cárceles; tras dos años de insultos vociferados por los gorilas del fanatismo nacionalista imperial español, en Cataluña la gente se sigue manifestando pacíficamente y solamente unos pocos miles están, no atacando a nadie, sino -y nunca puede justificarse eso- quemando unos contenedores e incluso unos coches. Unas decenas de miles, entre quienes no puede tampoco descartarse la presencia de infiltrados, frente a millones que expresan su opinión en paz. La comparación está clara.

Mientras esas pocas personas que ejercen la violencia la mayoría de las masas independentistas catalanas no han caído en la provocación que supone ver a unos policías golpeando a jóvenes y mayores sin distinción, abriendo cabezas, sacando ojos. Lo cierto es que la respuesta mayoritaria catalana a la violencia de la otra parte, es impecable. Y además, esa parte inmensamente mayoritaria del soberanismo catalán condena expresamente la violencia. Una condena encabezada por Junqueras, Puigdemont y Torra:

TUIT JUNQUERASTUIT PUIGDEMONT

tuit torra

 

Imagen

Porque si las hogueras y los estampidos -que hacen mucho mal y ningún bien a la causa soberanista- no fueran obra de unos grupos minoritarios, si fueran los millones de personas que marchan por toda Cataluña en protesta por la sentencia quienes recurrieran a la violencia, respondiendo a la brutalidad recibida, entonces sí que habría una catástrofe. Una terrible catástrofe. Y hay que esperar y desear que eso nunca ocurra.

* Lo escribe y lo mantiene Chema Tante

CHEMA TANTE

MANCHETA 9

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/politica/condenemos-violencia-venga-donde-venga-chema-tante/20191017073156091822.html


© 2019 La casa de mi tía