Imprimir

¿Está haciendo algo el Ministro Alberto Garzón para evitar que suba el precio de la luz? - por Esteban Olmos

Esteban Olmos | 11 de enero de 2021

 

FRASE OLMOS

 

¿Está haciendo algo el Ministro Alberto Garzón para evitar que suba el precio de la luz? - por Esteban Olmos, miembro del Comité Provincial del PCE de Granada

Para el Ministro de Consumo, no parecen valer las recetas que él mismo dispensaba para controlar el precio de la energía con los anteriores gobiernos.

En plena ola de frío, cuando los termómetros y las nevadas parecen que van a alcanzar niveles históricos, el precio de la luz ya lo ha hecho. El capitalismo y sus medios de comunicación nos quieren hacer creer que debido a las cuestiones climatológicas, el costo de la producción de electricidad es más caro, pero nada más alejado de la realidad, es sólo la consecuencia de la desregulación del mercado eléctrico y la pugna por elevar las ganancias en el sector energético, tanto con la electricidad cómo con el gas natural, y de la pérdida de control público sobre la producción de un bien de primera necesidad y un cada vez más lucrativo negocio para el sector privado.

Esta situación no es nueva porque se produce todos los años coincidiendo con los períodos más fríos y más calurosos, encadenando una serie de subidas consecutivas que hacen cada día más difícil poder pagar las facturas de la energía para la inmensa mayoría de los trabajadores, que ven como sus paupérrimos salarios ya no dan ni para subsistir.

Históricamente, los partidos de izquierda, sobre todo el PCE que forma parte de IU, han reclamado la intervención pública para detener este abuso, tanto es así, que en la pág. 23 de los documentos del XX Congreso dice en el apartado segundo: «Desprivatización de los sectores estratégicos de la economía: banca, energía, agua, telecomuni­caciones, comunicación, gran distribución de alimentos, y del conjunto de los servicios públicos: educación, sanidad, servicios sociales y demás servicios básicos.»

Pero desgraciadamente, en este caso, como en la práctica totalidad de las actuaciones de los ministros del PCE de Unidas Podemos, vuelven a ignorar los documentos aprobados de su Partido e incluso sus propias declaraciones y propuestas sobre el tema, que lleva a que Alberto Garzón, actual Ministro de Consumo, que en 2017 pedía la nacionalización de las empresas eléctricas para acabar con el latrocinio legal que suponen los precios del libre mercado, diga hoy en twitter que:

«Ola de frío y otro pico de subida del precio de la luz. Hemos pedido a la CNMC que investigue si ha habido irregularidades en el mercado.»

Es decir, que un economista como él, que se define comunista (polémica definición como poco), que milita en el PCE, que hace 3 años pedía la nacionalización de las empresas eléctricas, pase a día de hoy, a pedir una investigación para garantizar el correcto funcionamiento del libre mercado, significa que ha pasado, por arte de magia, de defender que el Estado haga pública una empresa a través de su intervención para garantizar su función como productora de un bien imprescindible, a la defensa de la supuesta idoneidad de la competencia del mercado, y lo hace sin rubor, sin avergonzarse de defender ahora una postura supuestamente antagónica con la ideología de su partido.

Y es que los cambios de opinión del Ministro de Consumo ya van siendo muy habituales. En 2017, también dijo sobre este tema que:

«El gobierno dijo que la luz subiría un 0,9%, luego un 2,8%. Finalmente es más de un 11%. Nos gobierna un partido vasallo de las energéticas».

Ante esta afirmación cabe hacerse la siguiente pregunta: si en 2017 un Partido que mentía sobre la subida del precio de la luz y que no hacía nada por evitar que la subida llegara al 11% era un vasallo de las energéticas, ¿qué es uno que no hace nada para parar una subida del 27%?

Si, ya sé, los defensores a ultranza de Unidas Podemos vuelven a hacer gala de la nula crítica a sus líderes al recurrir una vez más a la tan manida «correlación de fuerzas» y eso ya cansa mucho, porque es un comodín para todos los temas.

Pero si debido a la correlación de fuerzas en el Consejo de Ministros no se pueden conseguir mejoras en la vida de la Clase Trabajadora y de las capas populares, cabe preguntarse entonces para qué se está en el gobierno, qué utilidad tiene si ni tan siquiera puedes bajar el precio de la luz.

Y es que el problema ya no es sólo que se caigan en continuas contradicciones, ni siquiera es que se estén planteando cada día nuevas renuncias, sino que el problema es la legitimación del sistema capitalista que conlleva la no actuación conforme a lo que plantean los programas electorales, los documentos políticos de los partidos de los que forman parte y sus propias declaraciones sobre los temas en cuestión.

Cuando entras a dirigir una organización de la izquierda transformadora has de ser coherente con las ideas que esa organización propugna, cuando entras a dirigir una coalición electoral, has de ser coherente con el programa electoral de esa coalición y cuando entras a gobernar, has de ser coherente con los principios programáticos y los acuerdos electorales y si no, no formes parte de un gobierno que blanquea al capitalismo todos los días y que está más cerca de hacer un «bono energético de auxilio para las empresas», que de hacer que los trabajadores puedan pagar el recibo de la luz.

Sigo insistiendo en que los militantes del PCE y de IU tienen en su mano cambiar el rumbo de los acontecimientos, tienen en su mano hacer que sus representantes en la coalición electoral que es Unidas Podemos, cumplan con el programa político de sus organizaciones haciendo que sea sólo eso, una coalición electoral que tenga un propósito determinado en el tiempo y que no se convierta en un partido al servicio de la socialdemocracia. Tienen en sus manos hacer que la presencia de afiliados al PCE en el Consejo de Ministros sea útil y de no ser así, tienen en sus manos la posibilidad de obligar a que sus representantes no apoyen a un gobierno neoliberal al servicio del IBEX, tal y cómo Alberto Garzón decía que hacía un gobierno que no evitaba la subida del 11% del recibo de la luz en plena ola de frio. Hoy, su gobierno, no evita que la subida sea del 27%.

Reaccionemos ya, porque cuando llegue el momento de las urnas, se lo habrán puesto en bandeja a Vox, PP y Ciudadanos y después no caben lamentaciones.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Esteban Olmos, la cortesía de HOJAS DE DEBATE y la colaboración de Arturo Borges Álamo

esteban olmos

pce

HOJAS DE DEBATE

MANCHETA 9

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/firmas/haciendo-algo-ministro-alberto-garzon-evitar-suba-precio-luz-esteban-olmos/20210111071312108400.html


© 2021 La casa de mi tía