Buscar
martes, 16 de agosto de 2022 21:15h.
2003
Firmas

15 años de la Guerra de Irak (4) Paz preventiva (febrero, 2003 )  - por Francisco Morote

 

 

FRASE MOROTE 4

 

Nota de Chema Tante: Cuarta entrega de la serie de cinco artículos que escribiera el hoy presidente honorario de Attac Canarias, cuando los bélicos acontecimientos se encontraban en pleno desarrollo. Ha pasado el tiempo, aunque no haya llovido mucho, pero recordar lo que pasó entonces aporta elementos para comprender lo que está pasando ahora.

Firmas

15 años de la Guerra de Irak (3) Abuso de posición dominante, Irak  (enero, 2003 )  - por Francisco Morote

 

FRASE MOROTE 3

Nota de Chema Tante: Tercera entrega de la serie de cinco artículos que escribiera el hoy presidente honorario de Attac Canarias, cuando los bélicos acontecimientos se encontraban en pleno desarrollo. Ha pasado el tiempo, aunque no haya llovido mucho, pero recordar lo que pasó entonces aporta elementos para comprender lo que está pasando ahora.

Firmas

15 años de la Guerra de Irak (2) Ese oscuro objeto de deseo, Irak, (enero, 2003) - por Francisco Morote

 

 

frase morote 2

Nota de Chema Tante: Segunda entrega de la serie de cinco artículos que escribiera el hoy presidente honorario de Attac Canarias, cuando los bélicos acontecimientos se encontraban en pleno desarrollo. Ha pasado el tiempo, aunque no haya llovido mucho, pero recordar lo que pasó entonces aporta elementos para comprender lo que está pasando ahora.

Firmas

Ella - por Julián Ayala (2003)

 

ella julián ayala

julián ayalaEstos días he vuelto a verla. La llevaba en brazos un hombre mayor con un turbante, su pequeño rostro, desfigurado por la sangre, inclinado a un lado y sus pies cercenados por la metralla. Es ella. La españolita del gorro frigio, la niña de la Puerta del Sol, la de la Plaza de La Concordia, la nena portuguesa del clavel, la miliciana de Kabul, la pequeña cantora de Rodas, la niña de la libertad de Asia, de África, de Latinoamérica... Es la misma, y otra vez la han asesinado. En Basora

Nota de Chema Tante, Jukián Ayala recupera este emocionado texto aparecido en DISENSO hace 13 años, que no ha perdido vigencia en darnos una cachetada moral, porque nada ha cambiado, salvo a peor, en este mundo.