Buscar
23:49h. domingo, 28 de noviembre de 2021
académico
Economía

La ANECA privatiza la investigación impulsando nuevas formas de capitalismo académico (Enrique Javier Díez Gutiérrez en NUEVA TRIBUNA)

 

frase aneca

Yo no sé si seré capaz de comentar este artículo que remarca Federico Aguilera Klink en NUEVA TRIBUNA. Porque la indignación nubla el sentido. Enrique Javier Díez Gutiérrez denuncia otro aspecto gravísimo del deterioro de la Universidad. Yo, Chema Tante, estoy convencido de que la Universidad (pública, claro) es el último reducto de dignidad y de esperanza que le queda a una sociedad. Y Díez Gutiérrez nos relata como avanza la infección neoliberal. La Universidad, lejos de lo que piensa mucho tolete por ahí, no está solamente para conceder títulos a la gente y, mucho menos, para generar beneficios económicos. La función de la Universidad es crear conocimiento y formar gente en función de ese conocimiento. De manera que colocar en primer lugar para la evaluación la eficacia en impulsar empresas privadas (aunque las disfracen con tecnicismos) y en aportar dinero, es atentar contra la esencia misma de lo que es la Universidad. La Universidad debe investigar, avanzar en el saber y formar a sus estudiantes, sin mirar a la caja registradora. Y una sociedad consciente, debe dotar a su Universidad de los presupuestos necesarios para que esa función sea posible. Por mucho que se toquen birretes y se endosen togas, por mucho que aúllen el Gaudeamus, por mucho que se las echen vestidos de frac, este gentuallo se carga los principios universitarios. 

Sociedad

El lagunero José Manuel Castellano ya es académico de la Nacional de Historia de Ecuador

josé manuel castellano académico

Este jueves, 5 de octubre tuvo lugar el solemne acto de ingreso de José Manuel Castellano, historiador lagunero, profesor en la Universidad de Cuenca en Ecuador, en la Academia Nacional de Historia ecuatoriana. Otra ocasión para proclamar que la tristeza de la emigración, que sangra otra vez a la población canaria, sigue siendo, como en otros tiempos, de gente esforzada y animosa. Pero que ahora, esa gente está magníficamente formada. Siempre la emigración canaria ha honrado a sus islas, por su dignidad. Ahora, además por su altura académica. Yo, Chema Tante, volveré a decir que los éxitos de la gente canaria por esos mundos son los éxitos de toda Canarias. Un académico de historia no es ninguna bobería pero es mucho más, porque representa lo que están haciendo por ahí fuera las isleñas y los isleños.