Buscar
20:22h. Martes, 10 de diciembre de 2019
acosta
Economía

Samuel Acosta (Ossinissa): “Lo que se vendió como `el sueño de Tomás Padrón´, no sobrepasa el 5% de aportación a la red eléctrica”

SB-Noticias.- Samuel Acosta, portavoz de la organización ecologista  Ossinissa, de la isla de El Hierro, se refirió en Radio San Borodón a las numerosas irregularidades administrativas en Gorona del Viento, y explicó el “vía crucis” que ha supuesto para ellos el intento de obtener alguna información sobre esta obra, desde que se anunció en 2008.  

Política

No votaré en consultas adobadas, E. Acosta

E. Acosta, en EL OIKOS, sigue su costumbre de no andarse con rodeos y entra a fondo en un aspecto funsdamental referido a la consulta que propone Paulino sobre la actividad petrolera cercana a las islas. La repugnancia a hacerle juego a este vivillo chapucero que manipula odiosamente una noble aspiración de la gente a ser escuchada..

Sociedad

La Feria de las Violaciones, Miguel Lorente Acosta

En EL PLURAL, importantísimo texto de un destacado especialista en Medicina legal y forense, Miguel Lorente Acosta, sobre un terrible drama que está ocurriendo, ahora, en estos momentos, con la complicidad y benevolencia de la sociedad ciega, machista y cruel. Sobre el asunto de las violaciones, como dice Miguel Lorente, no puede aceptarse el silencio o las malas argumentaciones.

Firmas

El acuerdo que pide la UE a favor del campo canario está aún lejos - Carlos Acosta

En EL DÍA, Carlos Acosta trata sobre la muy sensata sugerencia del comisario europeo de Agricultura de que le turismo y el sector primario colaboraran en Canarias, para paliar la burrada de que atendamos a los y las visitantes con alimentos importados en un 90%, con la consiguiente dramática sangría de recursos que eso supone. Una burrada que es una de las causas esenciales de que la actividad turística en Canarias sea ruinosa y no consiga animar ni la actividad empresarial ni el empleo.

Política

Linares y el legado de Isaac Valencia - por Ruth Acosta

El alcalde Isaac Valencia, ya prácticamente en su retiro político, nos deja un legado del que se muestra muy orgulloso pero que a poco que nos detengamos sobre él observamos las tremendas hipotecas que nos ha transferido a la ciudadanía del Valle de la Orotava.