Buscar
12:59h. lunes, 01 de junio de 2020
alcalde
Política

Chani Martín ( 2017) Sí se puede, le restriega su miseria por los besos a Sebastián Martín (2019) alcalde de Arico, sobre el irracional emperretamiento en construir otro hotel - MÍRAME TV -INSTAGRAM

 

Frase arico

Ramón Afonso recomienda la publicación de INSTAGRAM de CANARIAS EN MOVIMIENTO de un intercalado entre las declaraciones actuales de ecocida Sebastián Martín, alcalde de Arico y lo que decía en 2017, cuando era Chani Martín y militaba en Sí se puede. Entonces, lo tenía claro. Canarias no solo no soporta mas turismo. No hay, no puede haber sostenibilidad en que un territorio fragmentado, frágil y alejado como Canarias reciba 16 millones de turistas, ¡32  millones de largos y contaminantes trayectos de avión!, ¿16 millones de personas pisando y excretando y consumiendo productos que además, se importan todos! Una locura. Es que hay que reducir la oferta a un tercio, no construir más. Por mucho que Chani se ponga una corbata y ahora sea Sebastián. Cuando la moción de censura de Primero Arico, con CC y PP, nadie entendía nad. Ahora, sí. Se entiende todo.

Política

La asociación Justicia y Sociedad advierte sobre la responsabilidad "ineludible" del alcalde Bermúdez en el caso Las Teresitas (EFE - EL DIARIO CANARIAS AHORA)

 

FRASE JUSTICIA Y SOCIEDAD

Ramón Afonso señala esta información que sirve EFE y difunde EL DIARIO CANARIAS AHORA, sobre esta circunstancia, que se presenta en el caso de Las Teresitas, pero que se repite una y otra vez. La cantidad de cómplices en la infinita sucesión de saqueos corruptos, que escapan sin pagar por sus culpas,  mí, Chema tante, se me viene al totizo el recuerdo de Rudy, el aprovechado culichiche que se libró, porque su participación en el asunto había prescrito. Y como eso, una tonga de casos. En lo de Las Teresitas, como en tantas otras ocasiones, la Corrupción Canalla de CC apoya y se beneficia de las tropelías, pero no arrostra ninguna consecuencia. Ni Bermúdez, ni el genuflexo Clavijo, como antes no lo hicieran Melchior, Paulino, Adán, Hermoso ... y sigan contando.