Buscar
01:43h. jueves, 02 de diciembre de 2021
alegrías
Firmas

Pesares, incertidumbres y… algunas alegrías (II) - por Ana Beltrán


Una de las mayores satisfacciones -y son muchas- que me da hacer La casa de mi tía es recibir textos de alguna gente que, en mi opinión, no valora su talento. Como Ana Beltrán. Vean esta sabrosa, pero no exenta de su dosis de ira, reseña que hace del mes de abril. Inefable, la referencia a la injusticia laboral de la jerarquía de la iglesia católica.

Yo espero que Ana se anime y se decida, por lo menos, a una crónica cada treinta días del mes que terminó.