Buscar
18:48h. viernes, 05 de marzo de 2021
apuesta
Economía

Una apuesta arriesgada que puede salir bien, Juan Torres en PÚBLICO

 

FRASE TORRES SÁNCHEZ

Juan Torres alaba en PÚBLICO  la iniciativa de Pedro Sánchez de proponer en el Consejo Europeo de este jueves 23 de abril que los recursos para el imprescindible fondo de ayuda para superar la crisis económica derivada de la sanitaria, se capten mediante la fórmula de Deuda Perpetua. Unos bnos cuyo capital no hay obligación de devolver y con unos interés mínimos, que serían, además, cargados a los presupuestos comunitarios. Para mí, Chema Tante, se abre de nuevo la cruel disyuntiva entre lo deseable y lo posible. Yo estoy, en principio, en contra de todo aumento de la Deuda. Es más, creo que lo primero que había que hacer es condonar la Deuda, para liberar a los estados de la carga de los terribles intereses. Creo que ese Plan Europeo de Recuperación irremediable, debería ser -ya lo dice Torres- financiado por los presupuestos comunitarios, con aumento de la recaudación, vía impuestos a las fortunas, intervención de las guaridas fiscales y tasas a todo movimiento financiero. Pero, lamentablemente, este es el mundo que tenemos y, visto lo visto, ojalá que este jueves se imponga la cordura y se pueda arbitrar con rapidez el mecanismo para que llegue l dinero con igual celeridad. Hay que pensar ue en Canarias, y en España también pero en menor medida, como en Italia o Francia, el turismo desaparecerá por bastante tiempo. Pero en Canarias, donde hemos vivido mal, pero hemos vivido,  exclusivamente del turismo, tenemos que encontrar con urgencia otras actividades económicas que permitan, ahora sí, que toda la población isleña tenga trabajo digno, sin cargarnos el territorio canario ni contribuyendo a la agresión de la habitabilidad del planeta. Y Torres recomienda, con la lucidez que le caracteriza, que el Plan de Reconversión no s dieñee simplemente desde arriba, sino en un proceso de consenso. En lo que toca a Canarias, ya he dicho yo que hay que escuchar, por una vez, a quienes no tenemos el dinero, sino las ideas. Y no dejaré de decir que esa misma admonición de que el diseño de los planes o se limite al ámbito parlamentario es otra prueba de que este sistema no funciona. Es preciso articular con urgencia procedimientos de consulta, popular y a gente experta. El artículo de Torres lo selecciona el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado.

Economía

El plan de Ámsterdam para relanzar su economía ante el coronavirus apuesta por romper con el actual modelo de consumo, Laura Rodríguez en EL DIARIO

 

FRASE LAURA RODRÍGUEZ AMSTERDAM

A  mí, Chema Tante,se me abren las carnes, comprobando que sea una noticia resaltante lo que debería ser una práctica, si no adoptada ya en todo el planeta, al menos que empezara a ser planteada en estos tiempos en que la Pacha Mama, con el maldito virus nos ha hecho saber que la estupidez del derroche y el beneficio  todo pasto se tiene que acabar. Pero, como dice Rafael Inglott Domínguez, hay mucha gente con los ojos "cerrados de par en par". El estupendo reportaje de Laura Rodríguez en EL DIARIO nos hace saber que o toda la gente que gobierna en el mundo es ciega y toleta. Que hay personas como la alcaldesa de Amsterdam, Marieke van Doorninck, que está ya planeando implantar en su ciudad la estrategia del donut de Kate Raworth. Parece mentir, de verdad que parezcan novedosas afirmaciones tan obvias como no gastar lo que no se tiene y no derrochar las cosas que son todavía útiles, abandonar la práctica estúpida y ecocida de los artículos de un solo uso"desechables" o la obsolescencia programada. Yo no sé a ustedes, pero a mí, todo esto me suena abjurar de una vez del neoliberalismo. Aleluya. Aleluya para Amsterdam, claro, porque en otras partes, como esta pobre Canarias nuestra, sigue rigiendo la política del avestruz, de quienes dicen "Cambio... el mundo cambia constantemente", para quitarle hierro a esta situación apocalíptica en que nos ha colocado la codicia y la estupidez de las oligarquías neoliberales y de quienes les sirven. Que se enteren de una vez, o cambiamos, o no habrá más oportunidades.