Buscar
18:03h. lunes, 06 de diciembre de 2021
argucias
Política

Las argucias de la fiscalía para eludir la orden de la jueza argentina y blindar a los siguientes: Martín Villa y Utrera Molina

Las razones que enarbola la Fiscalía española para oponerse a la detención de torturadores del franqusimo ordenada por la Justicia argentina en virtud del principio de jurisdicción internacional, ponen en evidencia que esa fiscalía es todo menos imparcial. Fíjense que ninguna de las razones expuestas discute la culpabilidad de los reclamados, sino que todas se refieren a aspectios circunstanciales. La principal, la posible prescripción, se cae por su peso, porque los crímenes de lesa humanidad no prescriben. Y otra, la apelación a la Ley de Amnistía de 1977, tampoco, porque esos crímenes no pueden amnistiarse.

Política

Ampliación de horarios en Tenerife Norte: las mismas argucias del nuevo pseudotecnócrata

"Este es mi hijo bienamado, en quien tengo puestas todas mis complacencias". La frase bíblica bien pudo haber sido proferida por el tramposo pesudotecnócrata Ricardo Melchior, refiriéndose a su delfín declarado, Carlos Alonso. Y el príncipe heredero demuestra merecer el ungimiento que le hace el monarca cabildero, imitando  con exactitud su sofista táctica. La misma, por cierto, del sumo pontífice Paulino: Se busca un tema que toque la emoción tinerfeña, se le agrega un contenido supuestamente económico y se presenta, además, sazonado con los tintes irredentistas alusivos a la isla hermana y al pérfido gobierno de Madrid. Esta vez, el caballo de batalla que ha escogido Alonso es lo de la ampliación de horarios del aeropuerto Norte, Los Rodeos. Y para ello se arma de cifras. No importa de donde salgan. Él las larga, prometiendo un aúreo futuro, sorprendiendo una vez más la buena fe de un pueblo atormentado por el paro y las dificultades económicas.