Buscar
01:29h. miércoles, 08 de diciembre de 2021
asolfo
Firmas

“Alimentando a la Hidra”, La Educación según el PP (versículo LOMCE) - por Adolfo Padrón Berriel

La Hidra de Lerna custodiaba las puertas del averno. Cada una de sus cabezas, de ser cortada, se reproducía en dos nuevas, igualmente sedientas de sangre. De entre todas las cabezas, una era la ancestral y la que dirigía todos los movimientos de la bestia; la que la mantenía imperecedera; pero su ponzoñoso  aliento, mortífero de necesidad, junto a la frenética actividad de las restantes, hacían harto difícil siquiera acercarse, sin poner en riesgo la vida...