Buscar
13:20h. jueves, 29 de octubre de 2020
austericidio
Política

Antonio Acosta, Pedro Sánchez y el fin del austericidio (Charo García)

 

PEDRO SÁNCHEZ ANTONIO COSTA

Sánchez y Costa, socialistas

CHARO GARCÍA"No anda, pues, tan desencaminado Pedro Sánchez" En DIARIO 16, Charo García demuestra que en el PSOE todavía queda gente que entiende la función que debe jugar un partido socialista. En este artículo que recomienda otro coherente veterano militante socialista, Antonio Aguado, Charo compara los planteamientos programáticos del candidato en su partido, Pedro Sánchez, con los logros conseguidos por otro partido que se ha atrevido en Portugal a encaminar un gobierno contra el austericio. Los elogios de Antonio Costa a Pedro Sánchez son elocuentes, porque no hay que olvidar que Costa está sacando a su país de la tortura neoliberal. Costa está aplicando las sencillas, pero ciertas tesis antineoliberales: fiscalidad equitativa, fortalecimiento del ingreso de las clases trabajadoras e inversión pública en proyectos rentables y en gasto social, dan como resultado la reanimación económica y la consolidación del estado de bienestar. Digan lo que digan toletes como Rajoy o el genuflexo Clavijo, la represión laboral y el favorecimiento incondicional a las empresas no generan sino retraso económico, por mucho que ganen cuatro mangantes. Y este respaldo de Costa a Sánchez, que destaca Chario García, pone en evidencia de nuevo a las personalidades desaprensivas que se oponen a que el partido español recupere la dignidad socialista y obrera que ha perdido.

Economía

Las cifras del austericidio en Europa (Marcos Fernández Gutierrez 2015)

 

MARCOS FERNÁNDEZ GUTIERREZPor si alguien no se ha enterado, la Unión Europea, en su furor neoliberal, está exigiendo un nuevo zarpazo del recorte austeritaritario del presupuesto público del estado español. Y, como solamente un gobierno de la gente sensata, con los pies en el suelo, de la izquierda, será capaz de enfrentarse a esta nueva agresión, y de restañar además los estragos anteriores del neoliberalismo, es importante refrescar lo que ha pasado hasta ahora, para reflexionar sobre el sentido del voto, este 26J. Por esi me parece muy oportuno que Francisco Morote, de ATTAC Canarias recupere y recomiende este certero que publicaba en NUEVA TRIBUNA, en marzo de 2015,  Marcos Fernández Gutierrez, profesor de economía aplicada de la Universidad de Cantabria@marcosfdezgtez

Economía

El FMI urge a los gobiernos a poner fin al austericidio para evitar otra crisis global

“Es el momento de apoyar decididamente la actividad económica”, señala David Lipton, subdirector gerente del FMI. A mí me parece fastuoso.  Esto lo cuenta Luis Suárez en EL BOLETÍN y lo recomienda Francisco Morote, de ATTAC Canarias, Sería ridículo, si no se tratara de asunto que ha causado muerte, sufrimiento, enfermedad, incultura, desamparo, llanto y crujir de dientes a cientos de millones de personas. Y ahora se entera el FMI de su tremendo, su criminal, error.

Economía

Las causas políticas del austericidio en la Unión Europea, Vincenç Navarro

En NUEVA TRIBUNA, el profesor Vicenç Navarro trata, desde su alta autoridad teórica, el fenómeno de las prácticas que se han dado en llamar "austericidio". Es lo que yo, en mi simpleza, defino como la estrategia de los ricos para, una vez desaparecida la amenaza de la Unión Soviética, recuperar los privilegios perdidos en el siglo XX.

Sociedad

Aunque el maquinista reconoce su despiste, la causa principal del accidente es el austericidio, la obsesión por el beneficio

El maquinista del tren de la tragedia de Santiago ha admitido un despiste y le han formulado cargos por imprudencia. Yo no sé si el hombre será culpable y hasta qué punto. Pero eso no exime de responsabilidad a ADIF  ni a RENFE. La tecnología ofrece dispositivos para prever cualquier fallo humano. Un despiste, una inhabilitación física o, incluso, una decisión voluntaria para un atentado. Cuando la velocidad máxima es de 80 kilómetros por hora, y el tren va a 190, esos sistemas frenan el tren. Pero no existían en ese tramo tan demostradamente peligroso. Y yo afirmo que no se habían instalado esos sistemas de seguridad, únicamente, por la obsesión criminal del ahorro, para aumentar los beneficios.