Buscar
sábado, 13 de agosto de 2022 00:41h.
calor
Economía
también lo mató la precariedad

Se llamaba José Antonio, y no solo lo mató el calor, Pablo M. Escanciano en DE VERDAD DIGITAL

 

F ESCANCIANO

Pablo M. Escanciano en DE VERDAD DIGITAL reporta sobre este indignante asesinato del capitalismo, con un barrendero de Madrid como víctima. Lo destaca Eduardo Madroñal y yo, Chema Tante, digo que la muerte de este obrero debe llevarnos a la cólera y recordar que, además de algunas muertes, las condiciones inhumanas que imponen las empresas en este estado de derecha español, son intolerables. Sea un barrendero, una kelly del turismo, un temporero de la agricultura o un repartidor o tantos otros, la justificación de la codicia que predica el neoliberalismo lleva a las empresas al abuso cruel. Y hay que señalar también la responsabilidad que le cabe a un gobierno incapaz de poner coto a la precariedad, que es, como bien dice Escanciano, la que permite esta saña empresarial. La pobreza obliga a aceptar las imposiciones.

Comunicados

Más de 3.000 muertos en India y Pakistán por ola de calor intenso

En América Latina demuestran mayor sensibilidad que en Europa ante este doloroso drama colectivo que se está produciendo en India y Pakistán, no solamente por el tremendo calor, generado sin duda por el cambio climático, responsabilidad de la locura desarrollista, sino también a las malas condiciones de vida y de trabajo y al fanatismo religioso. La triste información la señala Francisco Morote, de ATTAC Canarias

Sociedad

No solamente el calor incendia Canarias


Año tras año, la misma historia. Pavorosos incendios, gente sufriendo, evacuada, en peligro. gente esforzada, enfrentandose al fuego. Y, como no, los malos políticos y las malas políticas (no todas las personas que se dedican a la política son malas) aprovechándo la oportunidad, para chupar un poco de cámara y de red social. Al final, se apagará. con suerte, no habrá nadie herido o muerto, unas hectáreas de monte quemado, y hasta la próxima. Pero también hay quien dice, y eso se tiene que escuchar y que atender, que lo que se quema no es solamente el monte. Que es todo el sector primario canario, el que está arrasado. Hace tiempo.