Buscar
03:51h. Viernes, 15 de noviembre de 2019
canario
Política

La desfachatez de Mauricio con Chavanel en EL ESPEJO CANARIO. Soplan vientos de retorno

 

FRASE MAURICIO

Divertida, entretenida, instructiva, pero sobre todo, reveladora entrevista de José Carlos Mauricio el "chaquetero" (del comunismo a lo que él llama mendazmente "centro izquierda" pero fue neoliberalismo sin sonrojo, va un largo cacho), en EL ESPEJO CANARIO, con Chavanel, muy conocido en el mercado canario sedicente informativo. Y como de Chavanel a menudo hay que pensar mal para acertar -no siempre, también hay que reconocerle al hombre ramalazos de virtud- esta entrevista a mí, Chema Tante me hace estremecer ante el temor de que el incendiario al servicio de las empresas Mauricio esté preparando su regreso de Santa Elena. De Elba ya volvió, y no por 100 días, precisamente. Pero, aparte, como digo, de pasar un rato instructivo divertido -el tipo, aburrido no es- para lo que sí sirve la entrevista del "conseguidor", otro de los nombretes del susodicho, por merecidas razones harto conocidas, es para saber la atroz y bellaca manera en que se cocía, por entonces y por ahora, la política isleña, siempre mangoneada por y al servicio de la burguesía canaria, de cualquier isla, que para eso no hay insularismo que valga. ¿Pues no dice, con toda su cara el otrora delfín comunista devenido en ardoroso friedmaniano que no le gusta que le comparen con León y Castillo, porque "ese era un cacique"? Fuerte sinvergüenzura, cristiano. Yo, Chema Tante, recomiendo escuchar la entrevista a quien no lo haya hecho, para que se enteren de cómo funciona en estos peñascos la llamada democracia, en manos de una banda de arretrancos, lo mejorcito de cada isla. Pero escuchen la entrevista, no se fien del texto que aparece en la web de EL ESPEJO CANARIO. Porque, en este caso "transcrittore, traditore", no se dice ni la mitad de la misa.

Firmas

El nacionalismo canario y el proceso catalán, Juan García Luján (2017) en TAMAIMOS

 

 

FRASE LUJÁN

 

Mucho tino demuestran en TAMAIMOS, al recuperar este estupendo artículo firmado por Juan García Luján en 2017 (y que también entonces referenció La casa de mi tía). Mucho tino, en efecto, porque el escrrito de García Luján, no solamente no ha perdido vigencia, sino que sirve para evidenciar que la fogalera catalana sigue crepitando sin perder fuerza, sino todo lo contrario. Los partidos nacionalistas canarios, los sedicentes "constitucionalistas", sea arrejuntados o no, porque eso depende de la orteguiana circunstancia, la verdad es que muestran escasa o ninguna solidaridad con los partidos y las gentes que si se baten en defensa de su soberanía. Tanto Nueva Canarias, con su frialdad, como la llamada Canaria Coalición, con su denuncia flagrante, desprecian la lucha de otros pueblos que comparten con el nuestro el yugo imperrial.