Buscar
martes, 09 de agosto de 2022 00:00h.
cardiología
Sociedad

La mendaz defensa del gobierno de Paulino de su medida de cierre de cardiología infantil

El espectáculo que hemos contemplado este jueves ha superado, de verdad, todo lo visto de vergüenza anterior. Primero, el portavoz del gobierno de Paulino, diciendo mentiras, sin ambages, desmentidas por padres y madres y por especialistas del asunto, ("algunos niños puede que no llegaran vivos a la península) dispuestos a ir a los tribunales para defender sus derechos. Y luego, el propio Paulino, quitándole el cuerpo al asunto "remitiéndose a lo dicho por la consejera". Cuando la consejera no había dicho nada. Vergüenza. Pero vergüenza de Paulino y su tropa. Cólera del resto.
Se comprueba que Paulino limita su sensibilidad a los parajitos.