Buscar
18:15h. Sábado, 24 de agosto de 2019
carta
Firmas

Carta de un ciudadano español a Christopher Ross - por Luis Portillo Pascual del Riquelme (2010)

 

FRASE PORTILLO

En 2010, publicaba Luis Portillo Pascual del Riquelme esta carta al entonces enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental. Mucho ha cambiado el mundo, en estos ocho años, incluso el enviado, que ya no es Christopher Ross, sino Horst Köhler. Y también ha cambiado la situación en el Sáhara, pero para peor. La agresión marroquí con el apoyo de Francia y del estado español al pueblo saharaui ha crecido en intensidad. Pero ha mantenido la esencia que trae desde su origen, la injusticia y la mofa al derecho internacional y a los derechos humanos. Por eso, en este momento en que Köhler ha convocado a la potencia torturadora y al pueblo torturado (en palabras de Portillo) a una reunión en Ginebra, viene muy a cuento repescar esta carta al enviado (mismo cargo, mismo problema no resuelto, distinta persona) que no ha perdido nada de vigencia en ocho años.

Política

Carta de un cura a Albert Rivera sobre ser español (Joaquín Sánchez, 'el cura de la PAH' en EL DIARIO)

 

FRASE CURA

Mi amigo Yayo señala en EL DIARIO esta impresionante carta del "Cura de la PAH", Joaquín Sánchez. El reverendo -no es coña, este sí que lo es- le manda una cachetada moral a un tipo que ha hecho de la intolerancia, el fanatismo y la falacia los ejes de su programa político. Yo, Chema Tante, no sé si serán ciertas mis sopechas de que Al-bert "Españoles" Rivera es miembro del Opus o no pero, desde luego, lo parece. Este machango del capital tiene todos las maneras formales e ideológicas de esa aberración del cristianismo que fundara Escrivá, otro que tal. El reverendo Sánchez no es solamente un cura que devuelve a los ateos empedernidos como yo, si no la fe, que eso no tiene ya remedio, sí el respeto y la admiración por quienes viven con honradez y a menudo con heroísmo sus creencias religiosas. Y, volviendo al asunto de los nacionalismos que tanto obsesiona al intransigente ciudadanero, exhorto a leer con atención el párrafo que Sánchez escribe sobre el particular. "Mira, ser español, desde mi punto de vista, no tiene ningún valor como tal. Somos españoles y españolas porque hemos nacido en España. Si tú, Albert, hubieras nacido en Francia, me imagino que presumiría de ser francés; si hubiéramos nacido en  Alemania seríamos alemanes; si hubiéramos nacido en Siria, posiblemente tú y yo estaríamos en un campo de refugiado encerrados y despreciados por personas muy afines a tu partido y a mi iglesia Católica. No sé si tú te avergüenzas de eso, pero yo sí. Porque yo, que soy soberanista canario, me adhiero a estas palabras con toda mi alma. Porque las personas nacionalistas de verdad, lo somos porque somos internacionalistas, solidarios con todos los pueblos, diferentes, pero ninguno superior a otro, ninguno con derecho a dominar a otro. Gracias, reverendo.

Política

Carta abierta a Pedro Sánchez: el exilio y los principios que hemos compartido y queremos compartir - por Quim Torra

 

frase torra

 

CHEMA TANTENota de Chema Tante: Como demócrata y como soberanista canario, creo una obligación reproducir esta Carta Abierta que le dirige Quim Torra a Pedro Sánchez. Por cierto. Torra. No Torrá, ni Torrás, ni Torrats, como escucho decir a tanto ignorante que demuestra con este detalle no tener ni idea de la realidad ni de la cultura ni de la política catalana, ni abrigar la menor preocupación por conocerlas. Torra recuerda a Sánchez algunas cuestiones históricas de su partido. Ese partido que ha dado testimonio de su combatividad y del sufrimiento de sus militantes por la democracia y por la libertad de los pueblos. Sánchez y el socialismo del estado español tendrán que responder ante la Historia si el cálculo electoral o el fanatismo les impiden aprovechar esta oportunidad de oro que se abre para una vía de entendimiento con el soberanismo catalán y, por extensión, con el de los otros pueblos que gemimos en este estado de derecha. Renuncio a que el obcecamiento de gente como Rosa Díez o la ciudadanería le consienta entender nunca esto, pero sé que el socialismo tiene la sensatez necesaria para aceptar que a los millones de soberanistas no nos pueden escachar la cabeza una y otra vez, toda la vida. Algún día tiene que empezar a reinar la cordura en este estado. Algún día habrá que eliminar la tergiversación y la falacia. Agradezco al coherente veterano militante socialista Antonio Aguado haberme señalado en PÚBLICO esta carta abierta.