Buscar
martes, 16 de agosto de 2022 12:17h.
censura
Política

De 'matria', peleles y nueva censura, Ana Pardo de Vera en  PÚBLICO - "Matria padre" Fito Vázquez en EL OBRERO

 

 

 

FRASE PARDO DE VERA fito vázquez

Fito Vázquez, en EL OBRERO, y, con un soberbio y sarcástico artículo,  Ana Pardo de Vera en  PÚBLICO, ponen en sus justos términos a la nueva estúpida polémica armada sobre el término "Matria" utilizado por Díaz, la ministra comunista, a mucha honra. Yo, Chema Tante, solo añadiré que, a partir de ahora, y aunque solo sea por jeringar, usaré lo de Matria. La mía es canaria, por cierto. Matria, matria canaria...  Suena bien.

Política
El idilio entre el PP de Casado y el partido de Orbán no es nuevo

El PP español no censura las leyes homófobas de Orbán y se aísla del PP europeo, Marta Monforte Jaén, Marís G. Zornoza en PÚBLICO. Huellas corruptas y connotaciones fascistas del PP, Comenta Antonio Aguado

 

frase AAS PP

Marta Monforte Jaén y María G. Zornoza informan en PÚBLICO de la actitud del PP, que apoya en Europa las leyes homófobas de Orbán. Lo señala y coemnta edl coherente veterano militante socialista Antonio Aguado. 

Política
Coordinador de Twitter para América Latina al descubierto como operativo de derecha

Ola de censura en las redes sociales en México dirigida a los usuarios de izquierda, Ben Norton en THE GRAYZONE y CONSORTIUM NEWS. "Sin novedad", sigue pensando la izquierda, alegre y confiada, comenta Chema Tante

 

FRASE NORTON TANTE

Ben Norton en THE GRAYZONE y CONSORTIUM NEWS  relata las maniobras que se dirigen contra la izquierda desde las empresas que sirven las redes sociales. "Muy revelador", dice Federico Aguilera Klink, al señalar un artículo focalizado en México y América Latina, pero que con variantes adaptadas en cada territorio, denuncia una agresión terrible contra la democracia y la resistencia al neoliberalismo. Sin embargo, comento yo, Chema Tante, la izquierda sigue pensando que no hay nada que hacer, creyendo que las redes sociales son suyas y que con la lucha desesperada y con las uñas, de algunos medios de comunicación comprometidos, ya basta.