Buscar
domingo, 14 de agosto de 2022 09:56h.
cerrilidad
Política

La V de la Diada demuestra la cerrilidad de la intolerancia. Votar es democracia; negarlo, autoritarismo

Me da lo mismo si fueron millones o poca gente: el derecho a expresar la voluntad es el mismo. La gente catalana le ha gritado al m undo que quieren expresarse y la cerrilidad españolista expone su vergüenza intolerante ante el mundo. Y sépase que en la parva concentración de Tarragona, que pretendía opacar la magnitud de la demostración democrática de Barcelona, del brazo de la pepera Alicia Sanchez-Camacho, estaba la que se dice socialista, Carme Chacón y el peculiar ciudadano, Albert Rivera. No se ocultan, en su alianza contra el pueblo. El nacionalismo incivil españolista está dejando que el asunto llegue al límite. Con la fácil que sería permitir las consultas. Pero eso es democracia, y no pueden aceptarlo. Y hay que decirlo de nuevo: lo que pidió la gente catalana este glorioso 11 de septiembre, es el respeto al derecho a votar.